¿Es Importante el tamaño de la “pancita” en el embarazo?

Uno de los mitos más comunes relacionados a la llamada 'pancita' en el embarazo corresponde a que mientras más grande se trataría de un bebé varón. Conozcamos más sobre esto en el siguiente artículo.

Embarazo | Fuente: Andina

Hace poco, una amiga me contó que en su trabajo dos compañeras habían quedado embarazadas, como siempre todo fue alegría para ambas y para todos en su centro laboral pero conforme fue pasando el tiempo se fueron evidenciado grandes diferencias y coincidentemente se atribuían a algunos mitos.

Una de ellas iba a tener a su segundo bebé y ya bordeaba los cuarenta años, el bebé era varoncito y su “barriga” se pronunció y era visible su gran tamaño. La otra compañera por el contrario, era menor de 30 años, era su primer bebé y además era una niña y su “barriga” apenas y se notaba. Mi amiga me decía que a todos les parecía normal y aceptable que para un varoncito la “barriga” es mucho más grande que para una niña.

Mito: El tamaño de la “barriga” determina el sexo del bebé pues los niños son más grandes que las niñas. Al cabo de los meses mi amiga me comenta que ambas compañeras no estaban muy bien de salud y por el contrario se les complicó el embarazo a las dos:

Embarazo | Fuente: Getty Images

1.- Las gestaciones con un predominante abdomen no necesariamente se debe a que es un varoncito el que viene en camino, en este caso la compañera de trabajo de mi amiga estaba haciendo una diabetes gestacional y su bebé sería macrosómico, eso significa que estaba haciendo un peso por encima del ponderado normal, lo que a futuro podría tener otros problemas para el bebé como diabetes o problemas de dislipidemias (problemas con el colesterol y los triglicéridos).

En este caso, los cuidados recomendables deberían ser: iniciar un embarazo con control del peso, es decir con el peso ideal y con hábitos saludables, además de controlarse durante todo el embarazo sobre todo en el tipo de comidas.

Finalmente un bebé macrosómico no implica mayor peligro pero si cuidados y controles para que mantenga una buena salud y una vida llena de alegrías para la familia, con el tiempo crecerá sano y pueda que no se acuerden de cuanto pesó al nacer.

El embarazo conlleva cambios en todo el cuerpo. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Jovanmandic

2.- En el caso de la compañera que tuvo una niñita y que su “barriguita” era muy pequeña, presentó hipertensión arterial lo que se manifiesta con un bajo peso  del bebé dentro del útero y que podría tener otras complicaciones para la mamá también, pues la hipertensión o la presión arterial alta podrían producir una enfermedad llamada pre-eclampsia y llegar hasta lo más grave que es la Eclampsia, siendo estas al segunda causa de muerte materna en el Perú.

Afortunadamente, me comenta mi amiga, que ambas compañeras evolucionan perfectamente bien y sus bebés también, gracias a que tuvieron una atención oportuna de sus respectivas obstetras que derivaron al establecimiento de salud de mayor complejidad a tiempo.