Fiebre en niños: una guía para resolver las dudas de los padres

¿Puede darle meningitis por fiebre alta a mi hijo? ¿debo darle antibióticos? ¿hay riesgo de que convulsione por la fiebre?, son las principales consultas de los padres sobre esta enfermedad infecciosa. Conoce más en el siguiente artículo.

La fiebre dura entre 3 y 4 días, pero el malestar puede durar hasta una semana y en algunos casos unos días más. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: PeopleImages

Gran parte de las consultas a los pediatras es debido a fiebre. Genera gran preocupación y temor a los padres con justa razón, y llega a ser hasta el 70% de las consultas.

Debemos empezar diciendo que la fiebre no ocasiona meningitis, es al revés, la fiebre es secundaria a los procesos infecciosos. Cuando un niño tiene fiebre es porque algo está pasando en su cuerpo y es vital que el pediatra determine la causa de la misma a través del examen físico y la valoración de los síntomas que puedan acompañar al cuadro clínico. No es la fiebre la que causa el proceso infeccioso, la fiebre es una respuesta de nuestro organismo a ella.

Fiebre es cuando la temperatura corporal se eleva sobre 38°C, sin embargo, este valor variará dependiendo del lugar donde tomes la temperatura: axila, oído, frente, oral o rectal. Las 3 primeras son las más fáciles, pero menos exactas. La temperatura rectal es el parámetro para la temperatura corporal, y es la de mayor valor clínico, aunque no es tan fácil de realizar. La temperatura oral es posible recién en niños mayores de 4-5 años, porque colaboran con una adecuada técnica. La temperatura axilar puede medirse en bebés pequeños, pero es necesario recordar que su valor es menor que la rectal, 0,5 – 1 grado menos.

Los termómetros digitales son económicos y fáciles de conseguir, son un buen método, aunque podrían descalibrarse con el tiempo. Los de vidrio con mercurio son también una muy buena opción, pero es necesario manipularlos con cuidado para evitar que se rompan y haya exposición al mercurio. Los termómetros de tiras plásticas y los chupones podrían no ser exactos.

Fiebre | Fuente: Artfoliophoto | Fotógrafo: Artfoliophoto

Las infecciones son las causas más comunes de fiebre, y dependiendo de la edad, generalmente son de origen viral, y no necesitan antibióticos. Uno de los grandes retos que tenemos los pediatras es determinar cuándo es necesario usar los antibióticos, evitando así el sobreuso de los mismos, y para ello podríamos decir que en:

* Recién nacidos: es rara la fiebre, pero cuando se presenta es importante la evaluación, ya que aproximadamente el 10% podría deberse a una infección bacteriana severa.

* Lactantes hasta los 3 meses: la fiebre es un poco más frecuente y aproximadamente el 5% es por Infecciones bacterianas severas.

* Niños de 3 meses a 6 años: la fiebre es muy común, pero las infecciones bacterianas severas son menos del 0,5 – 1%.

Esto significa que a mayor edad suelen ser los virus la causa más común de fiebre y no son necesarios los antibióticos. Insisto en que es importante la evaluación por el médico para llegar a determinar la causa. A menos que el médico haya evaluado previamente al niño, no se debe diagnosticar o recetar a la distancia, por teléfono o whatsapp, ya que podría escaparse algún diagnóstico importante.

Fiebre | Fuente: Getty Images

¿La dentición de los bebés produce fiebre?

Aunque existe poca evidencia científica, se describe fiebre en muchas oportunidades cuando aparecen los nuevos dientes en los bebés, pero siempre debe buscarse una causa de la fiebre, sobre todo si la temperatura es mayor a 38,9°C, en cuyo caso no puede ser atribuida a la dentición.

¿Si abrigo mucho a mi bebé puede subirle la temperatura?

En bebés menores de 3 meses abrigarlos mucho puede incrementar la temperatura corporal. Sin embargo, si la temperatura es mayor a 38,5°C debe buscarse otra causa de la fiebre. No olvidar que luego de las vacunas podría también presentarse fiebre en algunos casos.

¿Debo siempre bajar la fiebre?

La fiebre es una respuesta de nuestro sistema inmune para combatir la infección, quiere decir que no siempre debemos bajarla (la fiebre inhibiría la replicación de bacterias y virus). Sin embargo, muchas veces la fiebre puede generar que el niño se sienta mal, en cuyo caso podría ser necesario bajarla.

Recordar que si tu hijo tiene más de 3 meses, y la temperatura es menor a 38,9°C y luce bien y actúa normalmente sin otras manifestaciones clínicas, no siempre es necesario bajar la fiebre.

¿Qué es mejor: ibuprofeno o paracetamol?

Nunca debemos usarlos sin prescripción médica, quiere decir, sin previa evaluación. El paracetamol es de primera elección, basado en experiencia clínica que confirma que es seguro y efectivo. Se puede usar cada 4 – 6 horas, y actúa en 30 – 60 minutos. El ibuprofeno se da cada 6 horas, y no debe usarse en niños menores de 6 meses. La dosis se calcula según el peso, y debe ser indicada por el pediatra.

Fiebre | Fuente: Getty Images

¿Cuándo debo preocuparme y buscar rápidamente asistencia médica?

  • Si tu hijo no responde o tiene problemas para caminar.
  • Tiene problemas para respirar.
  • Tiene los labios, la lengua o las uñas azules.
  • Tiene mucho dolor de cabeza o abdominal.
  • Tiene erupción en la piel.
  • No para de llorar.
  • Está muy irritable y fastidiado.
  • Presenta diarrea que no cesa o que empeora.
  • Tiene vómitos.
  • Luce deshidratado (orina menos, llanto sin lágrimas, menos alerta, menos activo).
  • Le duele al orinar.
  • Presenta algún otro síntoma específico (dolor de garganta u oído).

¿Puede mi hijo convulsionar por fiebre?

Algunos niños pueden convulsionar por fiebre, y esto se presenta en niños entre los 6 meses y 6 años. La mayoría de las veces no causan ningún daño ni secuelas, sin embargo, siempre que esto suceda es necesario la evaluación a cargo del médico, para descartar otras causas de la convulsión. Debe quedar claro que no todos los niños convulsionan por fiebre.

En conclusión, la fiebre es una consecuencia de nuestra respuesta inmune frente a una infección, mas no la causa de las infecciones. Debe siempre consultarse con un profesional médico y recordar que generalmente en niños se presenta por virus y no son necesarios los antibióticos. Los procesos virales pueden durar en promedio una semana, quiere decir que luego que el médico ha evaluado a tu hijo, es probable que la fiebre continúe unos días más y debes mantener la calma y seguir las recomendaciones dadas. No siempre es necesario bajar la fiebre ya que la fiebre cumple una función de defensa inmune.