¿Hacen daño o no los edulcorantes?

Su consumo debe ser indicado y supervisado dentro de un plan de alimentación saludable, sostuvieron nutricionistas del Sistema Metropolitano de la Solidaridad (Sisol).
Betty EliasC

No existen bases científicas que confirmen que los edulcorantes provoquen daños a la salud, pero su consumo debe ser indicado y supervisado dentro de un plan de alimentación saludable, sostuvieron nutricionistas del Sistema Metropolitano de la Solidaridad (Sisol).

Tanya Rocca Gastelo, nutricionista del Hospital Sisol de Chorrillos, señaló que ese tipo de productos se pueden considerar en una dieta ya que ayudan a adelgazar, pero deben  considerar la patología y la edad del paciente.

“La supervisión del nutricionista es necesaria. Hay pacientes que consumen productos denominados "light", pero están con sobrepeso porque no saben balancear su alimentación”, manifestó Rocca.

Se llama edulcorante a aquella sustancia, natural o artificial, que sirve para dar un sabor dulce y más agradable a los alimentos, y es recomendado para una dieta porque permite hacer más llevadero un plan nutricional logrando que sea sostenible en el tiempo, explicó la especialista.

Los edulcorantes naturales como la glucosa y fructuosa, presentes en la miel, frutas y algunas verduras, son los más recomendables porque aportan calorías a la dieta, con excepción de la estevia, que es una planta, pero que casi no aporta calorías.

Los edulcorantes artificiales también aportan dulce al alimento, pero suelen no aportar calorías a la dieta. Los más conocidos son sacarina, sucralosa, ciclamato y su uso se incluye en cientos de productos de consumo diario (galletas, cereales, gelatinas, gaseosas, chocolates etc.)

Estos saborizantes juegan un papel positivo en la prevención de la diabetes y el sobrepeso ya que no afectan los niveles de insulina y glucosa en sangre, ya que su aporte calórico es muy bajo o nulo.

Llamó la atención sobre el consumo elevado de bebidas llamadas “zero” o “light” porque podrían ayudar a superar la ingesta diaria recomendada de edulcorantes, por lo que hay que tener cuidado al consumirlas.