La desnutrición hospitalaria, una dolorosa realidad que necesita ser reconocida

Cuando una persona se hospitaliza, existe un estrés natural por parte del paciente y de su familia. Muchas preguntas surgen en estos momentos: ¿se recuperará? ¿todo saldrá bien?

Desnutrición hospitalaria | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: sturti

Cuando una persona se hospitaliza, existe un estrés natural por parte del paciente y de su familia. Muchas preguntas surgen en estos momentos: ¿se recuperará? ¿ todo saldrá bien?

Los tratamientos médicos están diseñados para lograr la recuperación o el control de las enfermedades, sin embargo, existe un asesino silencioso, una condición que pone la vida en peligro de casi un millón de peruanos que se hospitalizan por distintas causas; ya sea en hospitales o clínicas, instituciones privadas o públicas de nuestro país.  

Esta condición es la desnutrición hospitalaria, donde existe una deficiencia absoluta o relativa de los nutrientes principales: proteínas, carbohidratos y lípidos;  de micronutrientes esenciales como vitaminas y minerales, que son necesarios para mantenernos con vida.

¿Qué quiere decir esto? En palabras sencillas significa que el paciente con desnutrición hospitalaria no tendrá las fuentes de energía suficientes para luchar contra la enfermedad.

La frase de las abuelas “enfermo que no come, muere” se vuelve dolorosamente real en este escenario. La desnutrición incrementa hasta en 3 veces el riesgo de muerte en los pacientes hospitalizados y aumenta hasta en 2.5 veces el riesgo de presentar cualquier tipo de complicación dentro del hospital o de la clínica donde se interne.

A diferencia de la desnutrición crónica, la cual conocemos a través de la anemia de los niños y de nuestras madres embarazadas, especialmente en las zonas más olvidadas de nuestro país, es una condición crónica (que dura mucho tiempo), que reduce oportunidades de desarrollo futuro a nuestra población.

Hospital | Fuente: RPP Noticias

La desnutrición hospitalaria puede matar a los pacientes hospitalizados, siendo de suma urgencia poder reconocerla y tratarla. Lastimosamente esta necesidad no es atendida por el sistema de salud, ya sea este privado o público, donde carecemos  de profesionales capacitados para el manejo de la nutrición hospitalaria especializada.

La falta de insumos nutricionales y de un adecuado financiamiento de estos en los hospitales y clínicas de nuestro Perú, afectan las posibilidades de sobrevivencia de un paciente hospitalizado.

Según cifras de diferentes estudios, del casi millón de pacientes que se hospitalizan cada año en nuestro país, el 50% se encuentra en riesgo o sufre de desnutrición hospitalaria, afectando preferentemente a los más vulnerables:  ancianos, niños o a aquellas personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, pacientes en diálisis, pacientes con cáncer o cirrosis.

En resumidas cuentas, la desnutrición hospitalaria es una condición que debe considerarse como un problema real para la salud pública.