Día Mundial sin Tabaco: las personas se deben someter a un despistaje de cáncer de pulmón una vez al año

El tabaco mata a la mitad de sus consumidores. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 2 millones de peruanos son fumadores.
Consumir un cigarrillo al día, en vez de 10, no significa que la persona tenga menos probabilidades de padecer cáncer. | Fuente: Getty Images

El tabaquismo es un problema de salud pública en el mundo pues mata a uno de cada 10 adultos, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS). Centros médicos en el país detectan el cáncer con diferentes métodos y se recomienda que el público se someta a un despistaje una vez al año.

Un método es el despistaje de cáncer de pulmón por tomografía de baja dosis. ¿En qué consiste? Durante el procedimiento, el paciente permanece inmóvil por unos minutos sobre una mesa; mientras el equipo tecnológico toma imágenes del cuerpo. Dura cerca de un minuto, no causa dolor, no requiere preparación y la radiación es mínima, lo cual significa que los riesgos también son mínimos.

La Clínica Internacional utiliza este método en pacientes de alto riesgo y permite detectar el cáncer de pulmón de manera temprana cuando es muy pequeño, de forma que pueda tratarse a tiempo.

El humo del cigarro contiene miles de sustancias químicas, más de 40 de ellas son cancerígenas. | Fuente: Getty Images

Consumir un cigarrillo al día, en vez de 10, no significa que la persona tenga menos probabilidades de padecer cáncer. De acuerdo a datos de la OMS, un paciente que consume un cigarro al día, puede representar hasta el 50% del riesgo de padecer cáncer de pulmón en relación al de una persona que fuma una cajetilla diaria.

Ni la radiografía ni el examen de esputo (de saliva) disminuyeron las muertes por cáncer de pulmón. Por eso, es importante practicarse despistajes una vez al año. En pacientes de alto riesgo, se aconseja la tomografía de baja radiación.

La mitad de fumadores mueren a causa de enfermedades del corazón como infartos cardiacos e hipertensión. | Fuente: Getty Images

VENENO MORTAL

El humo del cigarro contiene miles de sustancias químicas, más de 40 de ellas son cancerígenas, y otras, venenos. Ninguna sustancia comercial es tan peligrosa o ha matado a tantos como el tabaco: genera más muertes que enfermedades como el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria juntas.

La mitad de fumadores mueren a causa de enfermedades del corazón (infartos cardiacos, hipertensión, accidentes cerebrovasculares), cáncer de pulmón (entre otros 16 tipos) y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), como la bronquitis. El cese de tabaco es la principal medida costo-efectiva para acabar con las muertes por este tipo de males.