¿Mal aliento? ¡Acércate sin temor!

La halitosis puede ser se originada un 87% de los casos en la cavidad oral, por una higiene dental deficiente, una mala condición de las encías, caries u otros problemas.
Difusi

¿Quién sería capaz de resistirse a besar a esa persona amada, a ese primer amor que vuelve loco el corazón o tan solo acercarnos a dar un fuerte abrazo a ese ser querido? Ahora, ¿qué pasaría si ese sentimiento tan honesto se ve truncado por un gesto de disgusto o una nariz fruncida de esa persona especial? Si eso llegara a ocurrir podría deberse a un problema de mal aliento.

El mal aliento o halitosis, como los dentistas lo llaman, es una enfermedad que afecta a casi la mitad de la población adulta y que puede afectar su vida diaria, sus relaciones sociales, afectivas o profesionales. Sin embargo, sucede que muchas veces las personas que la padecen no lo saben, ya que no suelen distinguir su propio aliento.

La halitosis puede ser se originada un 87% de los casos en la cavidad oral, por una higiene dental deficiente, una mala condición de las encías, caries u otros problemas que, junto con la saliva y la dieta, por acción de las bacterias y su metabolismo, generan esos malos olores. El otro 13% se puede deber a problemas en otras partes del cuerpo como las vías respiratorias o el aparato digestivo.

Actualmente existen métodos para diagnosticar certeramente la halitosis y también para tratarla. Ya no tenemos que recurrir a medicinas caseras para afrontar una enfermedad tan seria. Su dentista es el profesional indicado para combatirla de manera eficaz, ya que en el Perú disponemos de recursos con base científica para el controlarla. La halitosis se mide y se controla, señala el doctor Maurice Pellegrin Stuva.