¿Por qué los solteros con cáncer viven menos?

El doctor Elmer Huerta destacó la importancia de la red social de apoyo a un ser humano, cuando atraviesa por una enfermedad como el cáncer.
Los blancos anglosajones con cáncer viven 24 % menos que los que no lo son y están solteros. | Fotógrafo: Getty Images

La expectativa de vida en personas solteras con cáncer es menor que en aquellos pacientes que están casados, indicó el reconocido médico oncólogo Elmer Huerta, al comentar conclusiones de un estudio que analizó a 800 mil sobrevivientes del cáncer en Estados Unidos (EE.UU.).

"Se pone en contexto la red social de apoyo a un ser humano, cuando enfrenta una enfermedad severa como el cáncer", argumentó el galeno en Hablemos de Salud de RPP Noticias.

Su comentario fue apropósito de una reciente investigación, publicada por la revista "Cancer", que establece que la etnia y la cultura de las personas tienen un impacto directo sobre la tasa de supervivencia en casos de cáncer entre las distintas comunidades de EE.UU.

Estos hallazgos parten de la premisa ya establecida en investigaciones anteriores acerca de que los pacientes casados con cáncer viven más que los solteros que padecen la enfermedad.

Más conclusiones

Los blancos anglosajones con cáncer viven 24 % menos que los que no lo son y están solteros.

Pero el estudio también analizó a inmigrantes, concluyendo que a pesar de estar solteros, ellos viven más que un blanco acompañado. "Buscan sus redes sociales, amigos y a quién los acompañe", dijo Huerta.

Además, el doctor destacó que la investigación encuentra que "la mujer es el centro de la salud del hogar", pues es la que más se preocupa por los chequeos de rutina y de las visitas al doctor.

"Esto se repite en todas las razas y culturas. Los sociólogos dicen que es algo biológico, no adquirido, ni emocional", señaló.

El consejo

La doctora María Elena Martínez de la Universidad de California en San Diego y autora principal del estudio, consideró que los médicos deberían preguntar a sus pacientes no casados si hay alguien en su entorno social que esté dispuesto para ayudarles física y emocionalmente durante el tratamiento.