Sigue estos consejos para corregir malas posturas cuando usas el celular

Los dolores en la nuca y en la espalda alta son comunes. Experto en traumatología señala que estos son originados por el sobrecargo de los músculos al inclinar la cabeza hacia adelante por usar reiteradamente el celular.

El movimiento reiterado al ver el celular origina dolores en el cuello. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: LightFieldStudios

Hoy en día un gran porcentaje de personas tenemos un dispositivo móvil y cuando lo usamos, por lo general, tendemos a bajar la cabeza para mirar la pantalla, haciendo que nuestro cuello se incline hacia adelante.

Esta acción la realizamos de manera mecánica varias veces en el día. Sin embargo, debemos saber que al hacerlo forzamos nuestro cuello, de manera que además de sostener el peso de la cabeza (que en promedio es de entre 5 y 6 kilos) se suman 5 kilos más por cada 15 grados que bajamos la cabeza. Es decir, si bajo la cabeza 15 grados, el peso sobre mi cuello será de 10 kg; si bajo 30, será de 15 kg.

Además, si consideramos que las estadísticas dicen que entre 70% y 90% de las personas entre 15 y 40 años tiene un teléfono celular, y los usan entre 2.5 y 4 horas al día, entonces podemos explicarnos por qué es tan frecuente escuchar sobre dolores en la nuca y espalda alta, ya que los músculos terminan sobrecargados.

¿QUÉ MOLESTIAS PUEDO PRESENTAR?

Con el tiempo se inicia un conjunto de malestares: dolor de cabeza a la altura de la nuca o atrás de la cabeza, contractura de todo el cuello, adormecimiento de las manos o brazos, dolor al levantar los hombros, y en algunos casos hasta dificultad para respirar hondo. Todo esto porque, además de que los músculos se han inflamado y contraído, la postura ha cambiado, y se irritan tendones, ligamentos y nervios que no están funcionando bien por la mala postura.

Asimismo, puede haber otros problemas fuera de la zona del cuello y hombros, como tendinitis en codo, muñeca y manos; compresión de nervios en muñeca (síndrome del túnel del carpo, entre otros); dolor de cabeza, ansiedad, irritabilidad, cambios de humor, insomnio, etc.

Colocar la cabeza hacia adelante es el principal movimiento que origina el dolor muscular. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: solar22

¿CÓMO PUEDO SOLUCIONARLO?

La gran mayoría de veces estos problemas del cuello, hombros y espalda pueden ser manejados con fisioterapia; por lo general es algo prolongada pero efectiva si se hace en forma adecuada. Por ello, si presentamos estas molestias, es necesario acudir al médico especialista para una evaluación que determine exactamente qué problemas están presentes (ya que podrían ser causados por otra dolencia) y buscar la solución.

Mientras tanto, podemos prevenir estos dolores siguiendo algunos consejos para el día a día:

1- Corregir la postura. Para que este peso se distribuya bien y no haya dolores es importante que el cuello esté centrado. Así, a la hora de sostener el teléfono o dispositivo, hay que intentar tener el cuello recto, los hombros relajados y las manos son las que suben para llevar el celular a la altura de la vista o un poco más abajo; lo que baja son los ojos, no la cabeza. A veces es más fácil si la mano derecha sostiene el celular y la izquierda sostiene el codo derecho (o al revés según el caso).

2- Tiempo de uso. Cuando uno usa aparatos como celulares, laptops o tablets, es bueno tomarse descansos. Lo recomendable es que por cada hora de uso uno se tome unos 5 minutos para dejar el aparato, estirar espalda, cuello y brazos, caminar un poco, y luego volver a usarlo manteniendo una postura adecuada.

3- Ergonomía. Es bueno procurar que la silla o lugar de descanso sea el adecuado. Cuando uno está sentado revisando el celular, la silla idealmente debe tener apoyo en la espalda baja (lumbar) y uno debe mantener la espalda y cuello erguidos. Si uno tiene un teclado complementario, éste debe estar a la altura de los codos.

4- Acudir al especialista. Si aparecen molestias y no pasan fácilmente, no esperar a que se vuelvan intolerables; hacerse ver por un especialista para buscar solución al problema.