Sobrepoblación de palomas: cuatro soluciones inteligentes

Decisiones radicales como el envenenamiento masivo para exterminar a las palomas que invaden las plazas, es "facilismo" puro.
| Galería: 4 Fotos
No alimentarlas en exceso. Es la solución más económica y práctica, pero quizá la más difícil de cumplir. Y es que mucha gente alimenta a las palomas en las plazas y hay quienes venden el maíz con ese objetivo. A muchos les da pena que puedan tener hambre, pero lo cierto es que "ellas no se mueren de inanición, cambian de lugar y buscan su comida en otro sitio", según asegura el médico veterinario Rodrigo Rondón. | Fuente: Getty Images

Este problema de salud pública ha captado nuevamente la atención ciudadana luego de que muchos vieran al alcalde de Arequipa, Alfredo Zegarra, invadido por palomas mientras declaraba a la prensa sobra medidas para controlar la sobrepoblación de estas aves.

Los médicos veterinarios Eduardo y Rodrigo Rondón detallaron cuatro formas inteligentes y adecuadas de dar solución a esta problemática.

Explicaron que hay enfermedades que pueden provocar las heces de las palomas. Por ejemplo, la parasitosis que se transmite vía fecal-oral. De allí que resaltaran la importancia del lavado de manos.

"Pueden quedar los huevitos en las manos y al comer te puedes contagiar. Además las heces se levantan al secarse y volverse un polvillo", señaló Rodrigo Rondón en Siempre en Casa de RPP Noticias.

Hay riesgo de problemas respiratorios complejos, más aún si la persona padece de asma, agregaron.

Estudios de control poblacional

Además, el doctor Eduardo Rondón comentó que el excremento de las palomas también destruyen -de a pocos- los monumentos históricos, pues contienen ácido úrico, nitrito, entre otras sustancias.

Los expertos sugirieron que los colegios o facultades de medicina veterinaria puedan encargarse de elaborar estudios acerca de cuánta es la cantidad apropiada de palomas en los puntos donde más abundan.