Un baño en el Mar Muerto reduce el azúcar en la sangre, según estudio

Estudio preliminar de un equipo de investigadores israelíes señala que las aguas extremadamente saladas del Mar Muerto reducen los niveles de glucosa en la sangre.
Wikimedia

Una corta inmersión en el Mar Muerto ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre y podría mejorar las condiciones médicas de los diabéticos, según se desprende de un estudio preliminar de un equipo de investigadores israelíes.

La investigación, desarrollada por un equipo de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Ben-Gurión, en coordinación con el Centro Médico Soroka de Beersheva, y de la que da cuenta hoy el diario "Haaretz", aporta nuevos datos sobre los beneficios de las aguas extremadamente saladas del Mar Muerto, cuyas propiedades son conocidas ya para el tratamiento de enfermedades como la psoriasis.

El estudio contó con una muestra inicial de 14 individuos con edades comprendidas entre los 18 y 65 años que sufrían de diabetes del tipo 2.

A todos ellos se les introdujo en una piscina de agua del Mar Muerto a una temperatura de 35 grados centígrados, y tras 20 minutos de una única inmersión, registraron una reducción significativa del 13,5 por ciento de los niveles de glucosa en sangre inmediatamente después del baño.

Incluso una hora después de permanecer sumergidos en la piscina, los niveles de azúcar se redujeron más.

Por el contrario, una prueba de control en la que los participantes en el estudio permanecieron 20 minutos sumergidos en agua normal no arrojó ninguna alteración en los niveles de glucosa, aunque sí se produjeron cambios en los niveles obtenidos inmediatamente después de permanecer una hora en agua.

Otro grupo de control que comprendió a seis individuos sanos no produjo ninguna diferencia significativa entre los niveles contabilizados antes y después de la inmersión en una piscina de agua del Mar Muerto o en agua dulce.

Los investigadores también comprobaron que la corta inmersión en agua del Mar Muerto no afectó de manera adversa a otros valores de la sangre de los sujetos analizados.

Los resultados de la investigación serán publicados en la edición de este mes de la revista de la Asociación Médica de Israel ""Ha"refua".

"Estos son resultados de un estudio inicial del que es difícil sacar conclusiones en este punto", manifestó el jefe del equipo investigador, el profesor Shaul Sukenik, de la Universidad Ben-Gurión.

Aunque el investigador calificó los resultados de "prometedores", matizó que aún no se ha estudiado qué sucede a los niveles de glucosa más allá de una hora de inmersión.

"En caso de que los hallazgos se confirmen en estudios posteriores, la reducción de la glucosa en sangre permitirá a los diabéticos que se bañen en el Mar Muerto reducir su medicación", concluyó Sukenik.



EFE