Una guía para reconocer y prevenir las infecciones vaginales

El 75% de las mujeres sufre en algún momento de su vida esta patología, por eso debemos trabajar en algo que es muy necesario: la prevención y manejo de los síntomas.

Las incómodas infecciones vaginales causadas por hongos son más frecuentes entre las mujeres entre los 18 y 36 años, pero en realidad pueden ocurrir en cualquier momento, haciendo que la edad no sea una barrera. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: SIphotography

Una infección vaginal es la presencia y proliferación exagerada de gérmenes en la vagina, que se manifiesta con molestos y desagradables síntomas externos, las cuales pueden ser causadas principalmente por hongos, bacterias y tricomonas.

De estas, la más frecuente es la producida por hongos o levaduras, especialmente por una especie conocida como Candida albicans. Las incómodas infecciones vaginales causadas por hongos son más frecuentes entre las mujeres entre los 18 y 36 años, pero en realidad pueden ocurrir en cualquier momento, haciendo que la edad no sea una barrera.

El 75% de las mujeres sufre en algún momento de su vida esta patología, por eso debemos trabajar en algo que es muy necesario: la prevención y manejo de los síntomas.

Estos hongos a diferencia de lo que muchas pueden pensar, son un problema que le puede pasar a cualquier mujer, incluso a las más jóvenes, ya que pueden ser producidos por el uso frecuente de ropa muy ajustada, ropa húmeda y lógicamente por los cambios hormonales, entre otros factores. Por ello es importante desmitificar a las infecciones vaginales.

Anteriormente, las mujeres debían esperar semanas a que un tratamiento funcione, teniendo que soportar la incomodidad de los síntomas. En la actualidad, existen medicamentos tecnológicamente avanzados, que, con solo una aplicación hace todo el trabajo, garantizando tranquilidad, comodidad, practicidad y seguridad, con una rápida recuperación.

Anteriormente, las mujeres debían esperar semanas a que un tratamiento funcione, teniendo que soportar la incomodidad de los síntomas. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Voyagerix

La causa más común: Candida albicans 

Es un hongo muy frecuente en la naturaleza y es responsable de al menos el 90% de las vaginitis infecciosas, el 10% restante son producidas por bacterias y otro tanto por parásitos. Los síntomas aparecen, cuando el equilibrio entre los microorganismos que normalmente habitan en la vagina se pierde, y la población de hongos aumenta en relación a la de  otros microorganismos produciendo Candidiasis vaginal.

Factores que contribuyen a la aparición de la Candidiasis vaginal

  • Uso de ropa demasiado ajustada y/o ropa interior en materiales sintéticos
  • Permanecer acalorada y sudorosa durante largos períodos
  • Anticonceptivos orales
  • Usar jabones muy perfumados
  • Embarazo
  • Duchas vaginales
  • Dejarse puesta ropa húmeda (vestidos de baño).
  • Diabetes mellitus
  • Irritación local de la vagina
  • Aseo insuficiente o en exceso del área de la vulva 
  • Ingesta excesiva de carbohidratos en forma de azúcar, pasteles, chocolates, etc 
  • Cambios hormonales
  • Uso de espermicidas
  • Tratamiento prolongado con antibióticos
  • Relaciones íntimas con pareja infectada

Prestar atención a los síntomas 

 Para el caso de las infecciones vaginales más comunes producidas por la Candida albicans, tenga en cuenta la aparición de los siguientes síntomas: 

  • Flujo vaginal blanco y grumoso
  • Inflamación y dolor de la vulva (área genital)
  • Comezón intensa
  • Dolor o ardor al orinar
  • Dolor durante las relaciones sexuales

 ¿Y los hombres?

No hay contagio por la vía sexual, sin embargo una minoría de compañeros sexuales presentan balanitis (inflamación del glande) causada por Candida albicans, con enrojecimiento, picazón e irritación.