Aniego en San Juan de Lurigancho: Recomendaciones de salud para disminuir riesgo de enfermedades

Cientos de familias de la zona de Los Tusílagos se vieron afectadas por un aniego desde la madrugada del domingo. Estas son algunas de las recomendaciones sanitarias para reducir el riesgo de padecer enfermedades gastrointestinales, cutáneas e infecciones.

Aniego en San Juan de Lurigancho. | Fuente: Rotafono

La madrugada del domingo 13 de enero se convirtió en un día difícil para cientos de familias de la zona de Los Tusílagos en el distrito de San Juan de Lurigancho a causa de un colapso de una tubería matriz de alcantarillado que generó un gran aniego que ingresó a las viviendas de los vecinos de la zona.

Si bien aún no se declaró las urbanizaciones afectadas en emergencia sanitaria, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones de salud para reducir el riesgo de padecer enfermedades gastrointestinales, cutáneas e infecciones a causa de la exposición a aguas residuales, principalmente en poblaciones de riesgo como niños y adultos mayores.

El colapso de la red de saneamiento llevó a que se cortara también el servicio de agua potable, lo que imposibilita una buena higiene en los afectados que aún se encuentran en la zona en riesgo. Como en el caso de los daminificados por el fenómeno El Niño en abril de 2017, se debe priorizar la dotación de servicios de saneamiento e higiene. Así lo advirtió el doctor Elmer Huerta, especialista en salud pública, durante la situación de emergencia: “Dentro de un plan de manejo y disposición de excretas (heces y orina), debe considerarse la construcción de letrinas y la provisión de casetas portátiles, esa acción de salud pública debe hacerse desde el primer día de la tragedia”, comentó. 

La necesidad de establecer esta prioridad reducirá el riesgo de padecer enfermedades infecciosas por parte de los afectados. “Las enfermedades producidas por virus, bacterias y parásitos que se eliminan por las heces son la mayor amenaza, algunas son tifoidea, cólera, hepatitis A, norovirus, áscaris y tenias”, explica. 

Entre otras recomendaciones es ideal cuidar el almacenamiento del agua- que servirá para limpiar los alimentos y beber- para evitar cuadros de diarreas, salmonella, tifoidea y cólera. Se debe usar envases herméticos para evitar que los zancudos vectores que trasmiten enfermedades como el zika y el dengue puedan colocar sus huevos.

Para desinfectar el agua, use 1 o 2 gotas de lejía y espere media hora antes de usarla para el aseo personal. Para la desinfección de alimentos, use de 10 a 20 gotas de lejía por litro de agua. El uso de gel desinfectante puede ayudar.