Calor y humedad provocan afecciones agudas del oído

Con el calor las personas sienten mayor necesidad de ducharse con más frecuencia y acuden a baños recreativos en las piscinas y playas, lo cual facilita la evolución de dichas afecciones.

El incremento del calor y la humedad en el verano pueden propiciar las afecciones agudas del oído y son los niños los más susceptibles de padecerlas, advirtió la doctora Rosa Ampuero Cáceres, del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital del Dos de Mayo.

Aclaró que ambos factores facilitan que las bacterias y hongos puedan proliferar y afectar la flora natural de la piel que se encuentra en el conducto auditivo, generando así una inflamación del oído (otitis).

Con el calor las personas sienten mayor necesidad de ducharse con más frecuencia y acuden a baños recreativos en las piscinas y playas, lo cual facilita la evolución de dichas afecciones.

Asimismo señaló que las personas que limpian minuciosamente los oídos, deben evitar eliminar la cera de los conductos auditivos por ser una importante barrera que detiene la infección, pues los lípidos que contiene evitan que la humedad ingrese a las áreas más profundas del oído.

"El lavado reiterado del conducto auditivo externo con agua al nadar o bucear tiende a producir la eliminación mecánica del cerumen y a disolver algunos de sus elementos más hidrosolubles, facilitando así la penetración de las bacterias", detalló la experta.

Otro factor es la contaminación bacteriana de las aguas para la natación. Por eso recomendó que frente a síntomas más frecuentes de una otitis como escozor, dolor y secreción de color verde, acudir inmediatamente a la consulta médica.

Para evitar la otitis es necesario mantener las orejas limpias y secas, asegurando sobretodo secarlas bien después de cada baño, y evitar el uso de hisopos, ya que pueden empujar las secreciones del canal auditivo hacia el interior provocando un problema más grave.

En lugar de hisopos es preferible usar un algodón absorbente, una prevención adecuada sería colocar al pequeño tapones de cera en los oídos, ya que se ajustan adecuadamente.