El cáncer de mama en mujeres menores de 40 años se debe a un factor genético

Cada año se reportan 5 mil casos nuevos de cáncer de mama en el Perú. De esta cifra, el 15% de pacientes son menores de 40 años, principalmente por una condición hereditaria.

Lamentablemente, el cáncer de mama es una enfermedad silenciosa y que no se puede prevenir: el diagnóstico temprano es la única herramienta para darle lucha frontal. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: DragonImages

Fernanda Kanno tenía solo 17 años cuando su abuela Rosa murió a causa del cáncer de mama, una enfermedad que afecta a 5 mil peruanas cada año, según cifras de la Liga contra el Cáncer. Lamentablemente, la conductora de RPP Noticias tuvo que toparse nuevamente con este mal cuando su hermana también fue diagnosticada.

Lamentablemente, el cáncer de mama es una enfermedad silenciosa y que no se puede prevenir: el diagnóstico temprano es la única herramienta para darle lucha frontal. Entre los métodos más usados para la detección temprana de cáncer de mama resalta la mamografía, un examen de imagen que permite observar las particularidades de la mama y ver alguna anomalía, incluso los pólipos imperceptibles.

Si bien es recomendable que toda mujer mayor de 40 años se realice un chequeo preventivo de mama al año (mamografías principalmente), en mujeres con historia familiar de cáncer de mama, la revisión debe realizarse incluso 10 años antes. Silvia Falcón, directora de la Unidad Interdisciplinaria de Cáncer de Mama de ALIADA, explica que entre el 10% y 15% de peruanas con cáncer de mama son menores de 40 años, principalmente por una condición hereditaria.

“El cáncer de mama triple negativo está asociado a un factor hereditario. Por ello, se aconsejable que las mujeres que tienen un familiar de primer grado con cáncer de mama, conozcan el nivel de riesgo que tienen de contraerlo a través de una prueba que se llama BRCA”, comenta.

Dicha prueba identifica los genes BRCA1 y BRACA2 que inhiben los tumores malignos en los seres humanos. Con ciertas mutaciones, dichos genes no inhiben los tumores incrementando el riesgo de presentar cáncer.

El dolor no es uno de los síntomas iniciales del cáncer de mama. | Fuente: Andina


DETECCIÓN TEMPRANA

La mamografía es el método más usado por la detección precoz del cáncer de mama. “Es el método diagnóstico más efectivo para el despistaje y detección precoz del cáncer mama. Este estudio debe realizarse desde los 40 años de edad y una vez cada año en adelante”, comenta Cecilia Castro, radióloga de la Unidad de Diagnóstico Integral de la Mama (UDIM) de Clínica Internacional.

Si bien suele ser incómoda (pues se comprimen las mamas en dos posiciones diferentes), debe ser parte del chequeo anual de rutina de las mujeres. La mamografía es clave en la detección temprana de cáncer de mama. Un estudio realizado por la Clínica Internacional sobre la incidencia de casos de cáncer de mama en sus pacientes detectó el 32% de casos de cáncer de mama, la mayoría en estadio temprano.

"En muchos casos ha permitido evitar las quimioterapias, hormonoterapias, terapias biológicas e incluso tratamientos cruentos", comenta Castro. En los últimos tres años, el número de mamografías en el establecimiento de salud se incrementó en casi el 30%, esto refleja una mayor conciencia de la mujer sobre la importancia del despistaje.