Caso Aída Martínez: ¿se puede dejar de ser bisexual?

A propósito de las confesiones de Aída Martínez en torno su bisexualidad; el reconocido psiquiatra Carlos Bromley, nos explica qué significa ser bisexual y si es posible salir de esta orientación sexual.

Es la bisexualidad una condición pasajera del hombre o la mujer. Es acaso una enfermedad que requiere tratamiento o un comportamiento que merece el rechazo de la sociedad. Aún mucha gente piensa que es todo esto.

Para Carlos Bromley, reconocido médico psiquiatra, este tipo de pensamiento contra la bisexualidad debe quedar atrás de inmediato. La bisexualidad es en sí misma una orientación sexual de nacimiento, natural, científica y que no debe de ser definida como desviación o enfermedad.

Bromley indicó que no hay que confundir entre la bisexualidad en sí misma y las practicas bisexuales, estas últimas las puede tener cualquier persona ya sea por experimentación o porque no le fue bien con una pareja heterosexual.

Solo bastó salir a la calle para darnos cuenta la desinformación y los prejuicios en torno a lo bisexual. En un país donde la cultura de la pareja hombre – mujer impera es lógico que un bisexual tenga conflictos a la hora de ejercer su condición.

Los padres son un elemento clave a la hora de explicar a su hijo o hija lo que le está pasando en términos de sexualidad. Deben de escucharlos y nunca juzgarlos. Establecer lazos de confianza en torno a su orientación. Algo que los papás no saben.

No solo pasa con los bisexuales, otras opciones sufren de este rechazo. Para algunos especialistas la orientación sexual de una persona no es algo que se pueda cambiar.