Casos de cardiopatía congénita también se tratan en el sector privado

El Instituto Neuro Cardiovascular de las Américas es la única institución no estatal que cuenta con un equipo multidisciplinario

Los casos de cardiopatía congénita no sólo son tratados en los hospitales públicos (Instituto Nacional de Salud del Niño e Instituto Nacional del Corazón). Estos pacientes, con malformación del corazón, ahora, son diagnosticados y operados por especialistas del sector privado que prestan servicios en el Instituto Neuro Cardiovascular de las Américas que tiene su sede en la avenida 28 de Julio 1327, Miraflores, Lima.

"Somos la única institución no estatal que cuenta con un equipo multidisciplinario formado por cardiólogo pediatra, médico intensivistas cardiovascular pediátrico y neonatólogo, anestesiólogo cardiovascular pediátrico, cirujano cardiovascular pediátrico, genetista, fisioterapista, nutricionista y enfermeras especializadas en la parte quirúrgica y el post operatorio cardiovascular",  explicó Julio Peralta Rodríguez,  jefe de la Unidad de Cardiología y Cirugía Cardiovascular Pediátrica,

El galeno precisó que éste personal altamente capacitado tiene todos los recursos tecnológicos como cualquier institución de primer nivel del extranjero,  como resonancia magnética de última generación, tomógrafos y ecógrafos intravasculares,  para poder garantizar un tratamiento adecuado a pacientes afectados por cardiopatía congénita, enfermedad que hoy en día, a la luz de las estadísticas,  se ha convertido en un problema nacional de salud.

En el mundo, de cada 100 niños, uno nace con un defecto en el corazón, médicamente conocido como cardiopatía congénita. De estos, el 30 por ciento son portadores  de cardiopatías congénitas graves, que morirán indefectiblemente si no son  operados dentro de los primeros 30 días. En el Perú nacen cada año alrededor de 650 mil niños, lo que quiere decir  que cada año en el país nacen 6 mil niños con cardiopatía congénita, y de este número por lo menos dos mil requieren ser operados dentro del primer mes de vida. "Desafortunadamente esto no ocurre", comentó Peralta Rodríguez.

Indicó que las únicas instituciones que se enfrentan a este problema de salud (cardiopatías congénitas)  son el Instituto Nacional de Salud del Niño  (Ministerio de Salud) y el Instituto Nacional del  Corazón (Essalud). "Estas dos instituciones operaran un promedio de unos 300 casos de cardiopatía congénita complejas que representa el cinco por ciento del total de cirugías que se deberían estar haciendo cada año", señaló.

La cardiopatía congénita se refiere a problemas con la estructura y función cardíaca debido a un desarrollo anormal del corazón antes del nacimiento. Congénito significa presente al nacer. (Según la American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón), alrededor de 35 mil bebés nacen cada año con algún tipo de malformación congénita cardíaca. La cardiopatía congénita es responsable de más muertes en el primer año de vida que cualquier otro defecto de nacimiento. Muchos de estos defectos necesitan un seguimiento cuidadoso y, aunque algunos se curan con el tiempo, otros requerirán tratamiento.