Todo lo que debes saber sobre la copa menstrual, el método “sostenible" para el ciclo menstrual

El método elegido más recomendado depende del estilo de vida, costumbres y necesidades de cada mujer. La copa menstrual puede ser usado por todas las mujeres, independientemente de su edad. Conoce más sobre este método para el ciclo menstrual.

Copa menstrual. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: gregory_lee

El ciclo menstrual es una experiencia femenina que no tiene porque convertirse en una pesadilla. Actualmente, y con el avance científico, los métodos para vivir este momento son variados: toallas higiénicas, tampones, ropa interior absorbente y reusable, la llamada menstruación libre (que consiste en que las mujeres retengan el flujo hasta poder ir a un sanitario) y la copa menstrual, esta última comercializada como un método "ecológico" para la menstruación.

El método elegido más recomendado depende del estilo de vida, costumbres y necesidades de cada mujer. La médico gineco- obstetra de SANNA Clínica San Borja, Gabriela Silva explica que la copa menstrual es un dispositivo que existe hace más de 80 años, con un uso más extendido en los últimos años. "Existen algunos estudios que se han realizado para evaluar su seguridad.

Si bien existe el riesgo de Síndrome de Shock Tóxico, que es una enfermedad seria, este riesgo es menor que el reportado con el uso de tampones. Diversos artículos concluyen que son seguros", comenta.

La copa menstrual puede ser usado por todas las mujeres, independientemente de su edad. "La mayoría de marcas tienen tallas, dependiendo de la edad, de si has tenido hijos, del volumen de flujo menstrual. También existen marcas que comercializan una sola talla", explica.

La especialista menciona que si bien existe el riesgo de contraer el Síndrome de Shock Tóxico este es menor al reportado por el uso de tampones. "Por supuesto que si se tiene una infección vaginal primero debe de tratarse antes de usar la copa menstrual", afirma Silva.

BENEFICIOS Y CONTRAINDICACIONES

La gineco-obstetra Gabriela Silva comenta que entre los beneficios principales del uso de la copa menstrual resalta que son discretas, tienen menos riesgos de pérdidas, son ecológicas (se disminuye el volumen de desechos), son costo efectivos (se usan por muchos del año) ya que son reutilizables, no usan blanqueadores ni químicos, evita las irritaciones y dermatitis por el uso de toallas durante el ciclo.

"En contra estaría que no todas las mujeres se sienten cómodas al manipular su zona genital, al inicio su colocación y retiro puede ser algo incómodo. Algunas pacientes refieren presión sobre la vejiga y cierta molestia al momento de la micción, y en otros casos también refieren presión sobre el recto", menciona.

Copa menstrual | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: gregory_lee

Laura Lecaros, co-fundadora de Mi Copa Menstrual Perú, concuerda con Silva que uno de los principales beneficios la copa menstrual (Naturcup, la que ellos distribuyen en el país) se han convertido en una importante alternativa para las mujeres por sobre las toallas higiénicas desechables y tampones. 

"Es un dispositivo de 100% silicona de grado médico con una vida útil promedio de 10 años. La copa funciona a modo de contenedor que colecta el flujo menstrual en lugar de absorberlo (como hacen los tampones) preservando de este modo el balance natural de tu entorno vaginal y con bajo riesgo de padecer de Shock Tóxico ya que la silicona es un material que no alberga bacterias. Tampoco se desprenden fibras de ella, por lo que es muy segura", comenta.

La copa puede ser usada hasta por 10 horas seguidas, de acuerdo a Lecaros. "Existen diversos diseños, texturas, colores y tamaños acorde a la decisión de cada fabricante en respuesta a que las mujeres somos todas diversas y tenemos distintas condiciones y necesidades. Algunas copas son más firmes, otras más suaves, más cortas o más largas y otras buscan un balance intermedio para adaptarse más fácilmente a la mayoría", explica.

Además tiene un valor ecológico. "También simboliza que generamos menos residuos mes a mes, teniendo en cuenta que los componentes de las toallas higiénicas demoran cientos de años en degradarse y no liberamos toxinas al medio ambiente. El costo puede significar alto inicialmente, pero se amortiza en un año y si pensamos en que nos durará diez, vale totalmente la pena", comenta.

En Perú se comercializa desde hace 8 años. La empresa liderada por Lecaros vende la copa menstrual desde setiembre del 2013, principalmente a través de redes sociales, ferias y locales ecológicos, donde también se venden otros productos sanitarios como las toallas higiénicas desechables y tampones.