Científicos descubren una relación entre la falta de vitamina D y la probabilidad de sufrir esquizofrenia

Investigadores daneses y australianos concluyeron que suministrar vitamina D a recién nacidos puede prevenir algunos casos de esta enfermedad. El estudio se realizó durante 19 años entre 1981 y 2000.

La deficiencia de la vitamina D es uno de los grande factores que están vinculados con el desarrollo de la esquizofrenia. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: bernie_photo

Un grupo de científicos daneses y australianos descubrieron que el bajo nivel de vitamina D en neonatos aumenta hasta en un 44% la posibilidad de que desarrollen esquizofrenia cuando se convierten en adultos.

Los resultados de la investigación ─realizada en 2602 individuos─ publicada en la revista científica Nature ayudarán a prevenir la ocurrencia de esquizofrenia con el suministro de vitamina D en la época temprana de la vida.

La esquizofrenia es un trastorno mental grave que se caracteriza por la ocurrencia de alucinaciones, delirios y deterioro cognitivo. Según información de la Organización Mundial de Salud (OMS), este tipo de desorden cerebral afecta a más de 21 millones de personas en todo el planeta.

“Dado que el feto en desarrollo depende totalmente de las reservas de vitamina D de la madre, nuestros hallazgos sugieren que garantizar que las mujeres embarazadas tengan niveles adecuados de vitamina D pueden prevenir algunos casos de esquizofrenia”, dijo para Neuroscience News el profesor John McGrath, quien lidera la investigación en la Universidad de Queensland (Australia) y la Universidad de Aarhus (Dinamarca).

La esquizofrenia se caracteriza por alucinaciones, delirios y deterioro cognitivo. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: TeamDAF

LAS CARACTERÍSTICAS DEL ESTUDIO

El estudio se basó en el análisis de 2602 individuos. La metodología que se usó para la investigación fue examinar las concentraciones de la vitamina D en muestras de sangre tomadas de recién nacidos daneses entre 1981 y 2000. Los resultados fueron comparados con personas del mismo sexo, que habían nacido la misma fecha y no había desarrollado esquizofrenia.

Según McGrath la deficiencia neonatal de vitamina D podría representar el ocho por ciento de los casos de esquizofrenia en Dinamarca en promedio. "El siguiente paso es llevar a cabo ensayos clínicos aleatorios de suplementos de vitamina D en mujeres embarazadas que tienen deficiencia de vitamina D, con el fin de examinar el impacto en el desarrollo del cerebro infantil y el riesgo de trastornos del desarrollo neurológico como el autismo y la esquizofrenia", agregó.