Cómo prevenir la mordedura de animales en los campamentos

Si ya es picado o mordido la atención inmediata en un centro de salud o posta es necesaria, recomienda experto.

Se encuentran mayormente en el campo y su sola presencia puede causar temor. Venenosos o no, estos animalitos pueden llegar a ser los protagonista de su viaje o campamento por Semana Santa si no se toman algunas recomendaciones para evitar su mordedura o picadura.

Una de ellas es el limpiar la zona donde va a colocar su carpa. "Tenemos que ver si hay presencia de rocas, si hay presencia de hojas secas, porque muchos de estos animales se esconden debajo de esta maleza", explica el médico veterinario Walter Silva, especialista en animales venenosos.

"Si deseamos caminatas en la noche lo mejor es llevar un bastón, una linterna", finaliza.

Culebras, mosquitos, escorpiones y hasta murciélagos pueden aparecer en nuestro camino, ni los lugares más concurridos en Semana Santa se salvan. 

Si ya es picado o mordido la atención inmediata en un centro de salud o posta es necesaria. Trate a la herida como una fractura: inmovilice la extremidad y no pierda tiempo, así podrá descartar una lesión inofensiva o algo más grave.

El uso de repelente, mosquiteros, polos y pantalones largos, botas y estas medidas preventivas harán que su viaje o campamento no termine de manera abrupta.

"Cabe la posibilidad que el animal que me mordió o me picó tenga un veneno o una toxina que pueda dañar mi salud y pueda llevarme a la muerte", indica Manuel Espinoza, Médico infectólogo de Instituto Nacional de Salud. 

Recuerde que estos animalitos no buscan hacerle daño, somos nosotros los que invadimos su espacio, seamos cuidadosos.