¿Sin grasas trans o baja en azúcar? Esto es lo que debes leer en una etiqueta

Algunos etiquetados tienen frases como “sin aditivos”, “con 30% menos de azúcar” o “baja en grasas”, confundiendo a los consumidores. Esto es lo que debe tener en cuenta al leer un etiquetado.

Ley de Alimentación Saludable | Fuente: Getty Images

Un etiquetado puede llegar a ser tan complicado de leer como un jeroglífico del Antiguo Egipto. Sin embargo, resulta importante conocer cuáles son los datos que debemos considerar antes de comprar una etiqueta.

Al comprar un producto, preste mayor a la lista de ingredientes y la tabla nutricional. De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), la información nutricional expone el número y porcentaje de calorías que tiene cada producto (en base a una dieta diaria de 2000 calorías), información sobre grasas totales, grasas saturadas, grasas trans, colesterol, fibra y otros nutrientes.

Además, incluye definiciones precisas como “light o “bajo contenido en azúcar”, información que muchas veces es la única considerada a la hora de comprar los productos. Debe considerarse el tamaño de las raciones, los valores porcentuales diarios y el número de nutrientes, vitaminas y minerales.

Información nutricional | Fuente: Getty Images

PRODUCTOS LIGHT

En el caso de las afirmaciones de los productos es necesario entender sus definiciones:

- Contenido reducido en grasas: el producto tiene 25% menos grasa que su versión normal.

- Light: el producto tiene 50% menos grasa que la presentación original.

- Bajo contenido en grasas: el producto tiene menos de 3 gramos de grasa en cada ración.

Sin embargo, ser bajo en grasas no significa bajo en calorías o en caso contrario rico en nutrientes.

GRASAS

El valor en la etiqueta, según los nutricionistas, no debe superar el 30% de las calorías diarias procedentes de las grasas para los adultos. Es decir, si consume 2000 calorías al día, las grasas no deben ser más de 600 de esas calorías. En el caso de los niños, las grasas no deben superar el 25%. En el caso de las grasas saturadas estas no deben representar menos del 10%.

 CARBOHIDRATOS

La cifra no debe superar el 60% de calorías totales al día. Ese valor incluye la fibra, azúcares y otros hidratos de carbono.

Ley de Alimentación Saludable | Fuente: ANDINA