Consumir más fibra en la dieta diaria disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardíacas

Consumir fibra favorece a la salud porque la celulosa que se encuentra en ella alimenta las bacterias intestinales que favorecen la producción de una sustancia que disminuyen la inflamación que puede producir infartos cardíacos.

El consumo de vegetables y frutas disminuye la capacidad de ocurrencias de enfermedades cardíacas. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: wildpixel

Descubre el canal de podcast de Espacio Vital a cargo de Elmer Huerta en RPP Player.


Una población que consume alimentos ricos en fibras tiene menos riesgo de padecer enfermedades al corazón e incluso de sufrir algún derrame cerebral. La razón: la fibra beneficia a las bacterias intestinales que producen la sustancia llamada butirato que tiene la capacidad de disminuir la ocurrencia de estas dolencias relacionadas al corazón. Pero ¿cómo?

Los intestinos humanos tienen grandes poblaciones de bacterias que se alimentan de las celulosas provenientes de las fibras de vegetales y frutas. Mientras más celulosa consuman, más butiratos habrá, según dijo el Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta, en el programa de La Rotativa del Aire.

Para poder comprobar esto, un grupo de científicos de la Universidad de Wisconsin probó la participación de los butiratos en ratones, los cuales estaban genéticamente modificados para que no tengan bacterias en su intestino y se les colocó solo las que producían los butiratos. También se les asignó a los ratones diferentes tipos de alimentos altos, bajos y con dosis media de fibras.

Los vegetales y las frutas son las mejores fuentes de fibra, según el doctor Elmer Huerta. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Bojsha65

De esta forma se descubrió que “cuando los ratones reciben más cantidad de alimentos con fibras vegetales la cantidad de butiratos que producen es más grande que cuando consumen alimentos pobres en fibras”, dijo Huerta.

Los butiratos son antinflamatorios naturales que actúan en la circulación sanguínea. Su importancia es vital porque una arteria taponeada con placas de colesterol es la causa de infartos al corazón y derrames cerebrales.

Huerta aconseja a la población que todos los días de su vida debe comer una ensalada grande, compuesta de por lo menos 7 colores, además de dos o tres frutas con cáscara.