¿Cuándo hablamos de VIH y cuándo de sida?

La persona que da seropositivo debe acudir con el médico y seguir un tratamiento para reducir al máximo la presencia del virus en el organismo.
| Galería: 4 Fotos
La situación clínica. Si la persona dio positivo al test de VIH, el médico deberá medir la situación clínica, inmunológica y la carga viral, para decidir el momento de comenzar el tratamiento. | Fuente: Getty Images

La enfermedad no discrimina por raza, sexo o posición social, así lo demuestra la reciente revelación del famoso actor estadounidense Charlie Sheen, quien ha confesado que es portador del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) desde hace cuatro años.

Esta noticia ha remecido a miles de fans del artista, pero la realidad es más dura: el VIH sigue siendo un importante problema de salud pública mundial, que ya ha cobrado más de 34 millones de vidas.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al 2012 había unos 35,3 millones de personas infectadas con el VIH.

¿VIH diferente de sida?

Es importante distinguir que VIH es cuando el virus que causa la infección ingresa a nuestro organismo y afecta al sistema inmunológico. Entonces, nuestro cuerpo dará batalla.

Si el test de VIH da positivo, la persona debe iniciar un tratamiento preventivo para reducir al máximo la presencia del virus en el organismo, así como las posibilidades de contagio.

En cambio, la fase sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) es cuando el virus ha ganado la batalla a nuestras defensas y estamos más expuestos a las enfermedades oportunistas y a los microorganismos del medio ambiente.

No existe una cura, pero hay muchas medicinas (antirretrovirales) para combatir la infección por VIH. Las personas pueden vivir por muchos años con la enfermedad controlada.

El Mundo de España elaboró un informe que responde las dudas de un “seropositivo”. Te presentamos esa didáctica información en nuestra galería de fotos.