Cuidado con el exceso de medicación a niños

Digemid recomienda consultar a un médico y seguir sus indicaciones al pie de la letra.
Foto: RPP/Galo Castillo

El suministro excesivo de medicamentos para controlar la fiebre y el dolor a niños puede agravar su estado de salud y generar una serie de complicaciones como intoxicaciones, paros cardiacos e incluso causarles la muerte, advirtió la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid).

“Las personas creen que un analgésico (para calmar el dolor) y un antipirético (para bajar la fiebre) no ocasionan daño alguno, pero eso no es cierto, no solo estos sino todos los medicamentos, sean de venta libre o de prescripción (receta) obligatoria causan efectos no deseados, si se toman en dosis excesivas y sin evaluación médica y la situación es mucho más peligrosa cuando se trata de niños”, afirmó el asesor de la Digemid, Leandro Huayanay.

El experto explicó que en este tipo de situaciones, los niños son quienes están expuestos a peligrosas consecuencias pues, al no haber completado su desarrollo, son más vulnerables a los efectos no deseados de cualquier medicamento.

Por tal razón, recomendó a los padres de familia no suministrar a sus pequeños este tipo de medicamentos durante mucho tiempo y, en lugar de ello, precisó que lo indicado es que ante un cuadro prolongado, llevar a los niños al médico para que los evalúe y proporcione las recomendaciones del caso o prescriba un tratamiento en caso de ser necesario.