El 80% de los casos de ceguera en el Perú son prevenibles

Los niños y los mayores de 50 años son dos poblaciones etáreas que requieren de mayor atención. Antes de los 7 años, los menores deben acudir anualmente a un chequeo oftalmológico para prevenir la ambliopía u ojo perezoso.

Otra población que necesita de mayor cuidado son las personas mayores de 50 años que son más propensas a padecer de enfermedades como cataratas, diabetes, glaucoma, entre otras. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: diego_cervo

Cuidar de nuestra salud oftalmológica debe ser una prioridad, especialmente para niños y adultos mayores de 50 años, dos grupos etáreos que se ven afectados por enfermedades como ambliopía, glaucoma, cataratas, entre otras. Luis Izquierdo Villavicencio, presidente de la Sociedad Peruana de Oftalmología, explica la importancia de un buen cuidado de nuestra visión para prevenir enfermedades crónicas. 

“Lo ideal es tener una consulta con el médico oftalmólogo por lo menos una vez al año. En los niños es necesario acudir a estas citas hasta por lo menos los 7 primeros años de vida, edad en la que el ojo aprende a ver, es decir, el ojo se conecta con el cerebro. Si el niño no tiene una buena medida con unos lentes, el cerebro se va a acostumbrar a ver mal y lo que va a producir es una ambliopía u ojo perezoso”, comenta.

El especialista comenta que antes de la edad escolar es necesario realizarle un examen completo de visión a los menores, además de la evaluación de audición. “Lo más común es que los niños vean más por un ojo que por otro, una condición de la que no se dan cuenta los padres. Cuando se diagnostica ya puede haber causado un daño irreparable”, explica.

Otra población que necesita de mayor cuidado son las personas mayores de 50 años que son más propensas a padecer de enfermedades como cataratas, diabetes, glaucoma, entre otras. “Por año tenemos entre 16 a 18 mil nuevos casos de ceguera en el Perú. El 80% de los casos son prevenibles con, por ejemplo, el uso de anteojos. Aunque no se crea la mayor causa de ceguera es la falta de anteojos”, comenta.

“Hay dos tipos de ceguera: prevenibles y no prevenibles. La prevenible es aquella que yo, como médico, puedo hacer que por cualquier medio el paciente vuelva a ver gracias a lentes, operación de cataratas (cuya primera causa es la edad), pero esto se corrige fácilmente”, comenta.

La discapacidad visual puede limitar a las personas en la realización de tareas cotidianas y afectar su calidad de vida, así como sus posibilidades de interacción con el mundo circundante. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: RonBailey

DIABETES Y CEGUERA

Más del 75% de los diabéticos que han padecido la enfermedad por más de 20 años presentan alguna forma de retinopatía diabética provocado por los altos niveles de azúcar en la sangre lo que ocasiona daño a los vasos sanguíneos. De acuerdo con Oftalmosalud, si el paciente es diagnosticado a tiempo, afortunadamente existen tratamientos efectivos basados en  evidencia que reducen de una manera significativa los riesgos de ceguera y disminución moderada de la visión.

Existen otras causas de ceguera crónica como las cataratas, el glaucoma, la degeneración macular relacionada con la edad, las opacidades corneales, el tracoma y las afecciones oculares infantiles, como las causadas por la carencia de vitamina A. La discapacidad visual puede limitar a las personas en la realización de tareas cotidianas y afectar su calidad de vida, así como sus posibilidades de interacción con el mundo circundante.