Día Mundial del Parkinson: La enfermedad degenerativa para la que no hay prevención

Según la Organización Mundial de la Salud, más de mil millones de personas sufren de diversos trastornos neurológicos, entre los que se encuentra el Parkinson. El 11 de abril de cada año se conmemora el Día Mundial del Parkinson.

El Parkinson se manifiesta luego de los 55 años, generalmente. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: noipornpan

Al contrario de otras enfermedades, el Parkinson es un mal que no se puede prevenir o detectar en un estado inicialCésar Castañeda, médico neurólogo del Hospital Guillermo Almenara de EsSalud, recalca a RPP Noticias que “no existe ningún método de detección temprana o de prevención del Parkinson. Los síntomas empiezan tan insidiosamente que recién es posible hacer el diagnóstico cuando ya están manifiestos”.

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que se caracteriza por el temblor esporádico cuando la persona está en reposo, la rigidez muscular, la inestabilidad y la lentitud del movimiento. 

Si bien no existen detención temprana ni métodos preventivos para enfrentar el Parkinson, el neurólogo David Lira, del Instituto Nacional de Neurociencias, señala que algunos estudios han revelado factores de riesgo que pueden predisponer a una persona a sufrir este mal en el futuro.

“Los factores de riesgo que se han identificado son fundamentalmente el consumo de agua de pozo, generalmente en el campo, y estar expuestos a pesticidas y herbicidas por mucho tiempo, en ambos casos”, explicó.

Ilustración 3D de una neurona que no produce la dopamina. Ese es el germen que origina el Parkinson. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Dr_Microbe

EXISTE UN TIPO DE PARKINSON GENÉTICO

De acuerdo con el neurólogo David Lira, solo un grupo pequeño de pacientes con Parkinson lo manifiestan por herencia genética. “De 10% al 15% se considera que tienen una base genética. Es un Parkinson genético”, definió.

En este caso, una particularidad es que la enfermedad inicia de manera más temprana que la común. Los síntomas se pueden manifestar a partir de los 30 años, mientras que alguien con Parkinson común sufre los síntomas desde los 55 años o 60 años.