La ola de calor en verano afecta la eficacia de la insulina en los diabéticos

Cada año se registran 8 mil nuevos casos de personas con diabetes en el Perú. La recomendación es mantener la insulina a diferentes grados centígrados de acuerdo a su uso. 

La insulina es la medicina que controla la diabetes en una persona. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: busracavus

La diabetes es la tercera causa de muerte entre hombres y mujeres en todo el país, según el informe "Análisis de las Causas de la Mortalidad en el Perú del 2018" del Ministerio de Salud (Minsa). Miles de peruanos diabéticos ven en el suministro de la insulina un gran apoyo para controlar la enfermedad y mejorar su estilo de vida. Sin embargo, las altas temperaturas del verano pueden perjudicar su eficacia. Así lo confirma la químico- farmacéutica, Rosario Sánchez.

Se ha registrado que cada año aparecen 8 mil nuevos casos de diabéticos, según el boletín epidemiológico del Minsa de septiembre del 2018. Sánchez brinda ahora los siguientes consejos para conservar en un correcto estado a la insulina.

MANTENERLO A TEMPERATURA ADECUADA

Para conservar las dosis de insulina es necesaria una temperatura adecuada. En caso la insulina aún esté nueva debe mantenerse bajo una temperatura entre los 2 a 8 grados centígrados.

“Una vez utilizada la insulina, puede conservarse durante un máximo de 4 semanas a temperatura ambiente, por debajo de 30 grados centígrados, protegido de la luz y el calor directo”, explicó la experta.

Este tipo de lapiceros son usados por las personas con diabetes. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: digicomphoto

UN PRODUCTO EN BUENAS CONDICIONES

Rosario Sánchez afirmó que el aspecto de la insulina refleja si está en buen estado. Si se observa que la medicina dejó de ser transparente, cambió de color o de consistencia, tiene grumos o partículas sólidas visibles, son razones suficientes para descontinuar su uso y utilizar un cartucho nuevo. “No administrar si observa la caja dañada o deteriorada”, agregó.

RESPETA SU FECHA DE VIGENCIA

Cuatro semanas después del primer uso del lapicero aplicador de la insulina es el tiempo de vigencia ideal. Sin embargo, puede variar. La experta por eso recomienda que se revise la información del producto, pues existen lapiceros cuyo periodo de vigencia llega a 6 semanas posteriores al primer uso. El producto debe ser descartado luego de que el período haya acabado.

CUIDARLA EN LOS VIAJES

Ser diabético no quiere decir que una persona no pueda viajar, pero debe conservar los estuches de insulina en una temperatura óptima como las detalladas líneas arribas. Para eso se le debe de aislar del resto del equipaje para resguardarlos de la luz solar y las corrientes de aire frías.