EE.UU: Académicos piden reforma mundial en educación sanitaria

Señalan una una serie de reformas institucionales y educativas, pues la escasa inversión en el mundo a la formación de los médicos y enfermeros crea "desequilibrios cuantitativos y cualitativos".
Foto: EFE/Referencial


Una veintena de reconocidos académicos, entre los que se encuentra el decano de Medicina de la Universidad de Harvard y ex ministro de salud de México Julio Frenk, pide mejoras en la formación de los profesionales de la salud de todo el mundo.

En un informe que publican hoy, los académicos se quejan de la escasa inversión que se dedica en el mundo a la formación de los médicos y enfermeros, lo que crea "desequilibrios cuantitativos y cualitativos" entre los trabajadores sanitarios.

"La industria de la salud es intensiva en capital humano. Pero pese a que mueve cada año una inversión de 5,5 billones de dólares, solo un dos por ciento, unos 100.000 millones, se dedica a la formación de profesionales", dijo a Efe Frenk, ministro de Salud de México de 2000 a 2006.

El informe publicado hoy ha sido redactado por Frenk y por Lincoln Chen, del China Medical Board de Cambridge, y lo firma una veintena de académicos y responsables de la salud de todo el mundo.

Los autores sugieren una serie de reformas institucionales y educativas para mejorar la formación de los profesionales, que deben abarcar tanto sus estudios iniciales como su formación continua.

El objetivo es crear un cuerpo de médicos, enfermeras y personal sanitario con una formación que se sustente en el "uso creativo de las tecnologías de la información (TI), que prepare a los estudiantes para las realidades del trabajo en equipo, y que sean flexibles" en sus competencias.

También se pretende acercar más la formación a las necesidades que existen en cada una de las comunidades donde trabajan.

"La falta de inversión en los profesionales de la salud es un problema común de los países desarrollados y también de los que están en vías de crecimiento", dijo Frenk a Efe.

Esta falta de inversión se revela, explicó, en que muchos países desarrollados sufren carencias en el número de profesionales, y ello se convierte "en una fuerte atracción para la emigración, especialmente de los países menos desarrollados, que a su vez también sufren carencias".

En América Latina, uno de los problemas procede del propio desarrollo que han tenido estos países, y que ha provocado "cambios dramáticos" en el sector de salud.

"Antes, los países latinoamericanos sufrían sobre todo enfermedades infecciosas, que son más fáciles de tratar. Pero ahora el principal problema son las enfermedades crónicas, que son más complejas de prevenir, y requieren un mayor trabajo en equipo, una mayor formación continua. Ahora se necesita mas formación", indicó.

Según el documento, en el mundo hay 2.420 escuelas de medicina, 467 departamentos de salud pública y un número indeterminado de escuelas de segundo grado de enfermería que forman a cerca de un millón de doctores, enfermeras y profesionales sanitarios cada año.

Aun así, existen grandes problemas de dotación en los países menos desarrollados, entre ellos los latinoamericanos, donde "existen comunidades rurales que no cuentan con un médico, mientras que en las ciudades hay muchos doctores desempleados", explicó Frenk.

"Por ello, pedimos una colaboración más estrecha entre los ministerios de educación y de salud para que estas deficiencias no se produzcan", explicó.

Una vez elaborado el informe, los académicos pretenden presentarlo a varios Gobiernos e instituciones, y el objetivo final es que se convoque una cumbre conjunta de ministros de salud y de educación para debatir el asunto.

La publicación del informe se produce cuando se cumple un siglo del famoso Informe Flexner, que supuso una revolución en materia de formación de docentes de la salud y favoreció la aparición de escuelas modernas de medicina en todo el mundo.

EFE