El contacto forzoso con pueblos en aislamiento pone en peligro la salud de sus miembros

El Ministerio de Cultura sancionará a quienes vulneren los derechos de los pueblos en aislamiento. En 1996 el pueblo en aislamiento nahua fue afectado por la tos ferina y en 2002 su población fue diezmada por enfermedades diarreicas.

Pueblo en aislamiento Mashco Piro en el río Las Piedras en la Reserva Territorial de Madre de Dios. | Fuente: Ministerio de Cultura.

El Ministerio de Cultura anunció en un comunicado que ahora se sancionará a aquellos que vulneren los derechos de los Pueblos Indígenas en Aislamiento y en Situación de Contacto Inicial (PIACI). RPP Noticias se comunicó con la directora de Derechos de los Pueblos Indígenas del Ministerio de Cultura (Mincul), Ángela Acevedo, quien informó que uno de sus derechos principales es el de la autodeterminación de aislamiento de la sociedad occidental.

“[Es] su decisión no mantener contacto con el resto de la sociedad nacional o sus maneras particulares de hacerlo. (…) En el marco del respeto a dicha decisión es que el Estado peruano ha tomado medidas para evitar que personas ajenas a sus territorios, o las acciones de estas, puedan afectarlos”, explicó Acevedo del Mincul.

Ante esa situación nos comunicamos con el Dr. Omar Trujillo, director de la Dirección de Pueblos Indígenas del Ministerio de Salud, quien nos explicó por qué debe existir tanto cuidado y respeto en relación al aislamiento de los pueblos originarios.

La principal razón es porque su sistema inmunológico no está habituado a los virus y bacterias, a los que sí está acostumbrado el organismo occidental. “La población indígena en aislamiento es bastante vulnerable desde el punto de vista biológico”, precisa.

Dicha conclusión se dio en base a estudios realizados en Brasil, explica el Dr. Trujillo, donde se observó que, si los pueblos en aislamiento tenían una especie de contacto con comunidades nativas occidentalizadas o incluso, con pueblos en contacto inicial “adquieren enfermedades que pueden producirles la muerte. Una gripe, una enfermedad diarreica o infecciones respiratorias agudas inmediatamente les puede ocasionar la muerte”, manifiesta.

Ángela Acevedo del Ministerio de Cultura también señala que otras enfermedades “como la hepatitis, la varicela, el sarampión, entre otras, han diezmado en el pasado a estas poblaciones y siguen constituyendo un alto factor de riesgo”.

Es un derecho de los pueblos originarios su autodeterminación de aislarse. | Fuente: Getty Images.

LOS PUEBLOS EN AISLAMIENTO DEL PERÚ YA FUERON AFECTADOS

Existen casos peruanos en donde los pueblos en aislamiento han sido afectados ya por “enfermedades occidentales”. Ángela Acevedo del Mincul recuerda que durante la segunda mitad del siglo XX, la población indígena en aislamiento de los nahuas fue contactada a mitad de los años 80 y, “como producto de ello, casi el 40% de su población fue diezmada por las enfermedades”, sostiene.

El director de la Dirección de Pueblos Indígenas del Ministerio de Salud informa que en 1996 una epidemia de tos ferina afectó a la población en aislamiento de la Reserva Territorial Kugapakori, Nahua, Nanti y otros. A la misma población también le impactó en 2002 una serie de enfermedades diarreicas.

“Desde el Minsa se ha trabajado el fortalecimiento con vacunas para prevenir el contagio en las zonas de amortiguamiento para proteger y prevenir a la población por contactos esporádicos que pueden suceder”, señala el Dr. Trujillo.

El fin de las vacunas es que la enfermedad no se manifieste y no se produzca un número inusitado de las enfermedades mencionadas.

Asimismo, el experto del Minsa advierte que los otros ministerios deben estar atentos porque las actividades extractivas ilegales como la maderera, la minera y otras intentan ingresar a las áreas protegidas de las reservas territoriales y pueden ocasionar otros brotes de enfermedades infecciosas para los pueblos originarios en aislamiento.