Cinco mitos sobre salud que son populares y están errados

Frente a las 'fake news' relacionadas a la salud resulta importante develar algunos mitos que se han popularizado. La recomendación de los especialistas es unánime: la Internet no es un consultorio fiable para determinar los diagnósticos médicos.

| Galería: 5 Fotos
El azúcar no es malo para la salud, sino una fuente buena de energía que sirve de conbustible para nuestro organismo (principalmente para el cerebro y las conexiones sinápticas). | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: gruizza

Internet se ha convertido en uno de los principales medios de información para las personas alrededor del mundo. La cantidad de datos genera que los usuarios crean en algunas teorías pseudocientíficas que las consideran verdades absolutas.

Frente a estas 'fake news', resulta importante develar algunos mitos que se han popularizado relacionados a la salud. La recomendación de los especialistas es unánime: la Red no es un consultorio fiable para determinar los autodiagnósticos.

 

1. CONSUMIR AZÚCAR EN EXCESO CAUSA DIABETES

La diabetes se ha convertido en una epidemia del presente siglo: Nam Han Cho, presidente de la Federación Internacional de Diabetes la califica como "la tercera guerra mundial", debido a sus altos números de pacientes afectados.

Existe un mito que relaciona la presencia de la diabetes con el consumo de azúcar. Sin embargo, este alimento no es factor determinante para la diabetes tipo 1. El azúcar no es malo para la salud, sino una fuente buena de energía que sirve de conbustible para nuestro organismo (principalmente para el cerebro y las conexiones sinápticas).

En una persona sana, los niveles de glucosa en sangre varían entre 80 y 140 mg/dl, una cifra que responde a un equilibro en el metabolismo. 

Como todo alimento: el azúcar en exceso también es malo. Ahí puede encontrarse su relación con la diabetes tipo 2. Una de las causas de esta enfermedad es el sobrepeso y el consumo en exceso de calorías, como la ingesta de bebidas azucaradas. 

Por otro lado, la fibra ayuda a regular la absorción de glucosa, por tanto a controlar sus niveles en sangre. Es esencial incluirla en la alimentación todos los días. Principalmente cereales integrales como: como avena, arroz integral, trigo, menestras e incluso semillas como linaza, ajonjolí y chía.

2. EL DESODORANTE CAUSA CÁNCER DE MAMA

Cuando de cáncer de mama se habla, uno de los mitos más comunes es el que vincula el uso de desodorante como factor determinante para padecer esta enfermedad.

La razón que fundamentaría este mito sería la conformación química antibacteriana del producto: que inhibe el crecimiento del microorganismo que causa el mal olor, la presencia de perfumes y sustancias que bloquean glándulas sudoríparas.

Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, “los antitranspirantes no provocan problemas de salud (a excepción de reacciones alérgicas de la piel en las personas muy sensibles); por lo tanto, su utilización es segura y no representa ningún riesgo para las personas".

 

3. EL RESFRÍO SE ACENTÚA CON EL AGUA FRÍA

Durante un resfrío, la mayoría de personas evita consumir bebidas heladas por miedo a incrementar las probabilidades de una complicación respiratoria. Sin embago, esto no es del todo cierto. Para los especialistas del Servicio de Otorrinolaringología de la Fundación Jiménez Días Quirón Salud de Madrid, no se ha encontrado ninguna relación que vincule la ingesta de agua fría con la aparición de resfriados.

Eso no significa que algunas personas (predispuestas a infecciones gripales) se vean propensas a una mayor incidencia de gripes causadas por virusvorecidos por ambientes fríos y húmedos.

4. LAS HORAS DE SUEÑO SE RECUPERAN

Una mentira que entristece a muchos de los noctámbulos. Una de las cartas bajo la manga de aquellos que prefieren robar horas a su tiempo de sueño a la semana para "recuperarlo" durante el fin de semana es un mito que afecta directamente a la salud de nuestro sistema nervioso.

Las horas de sueño no se recuperan y cada privación modifica nuestro organismo a nivel hormonal, mental, emocional y de personalidad. Además, funciones básicas como concentración, atención o memoria también se ven modificadas.

Si bien se puede dormir muchas horas más en días de fin de semana, esto no significa que sea tiempo de calidad. Lo importante es determinar el número de horas que necesita para poder tener un alto rendimiento durante el día. Recuerde que cada persona tiene un número diferente de horas de sueño que están vinculadas a una buena higiene mental.

 

5. SE PUEDE CONSUMIR ACEITE DE OLIVA AL GUSTO

Una de las frases que más se escuchan entre las personas que siguen dietas para bajar de peso es que pueden consumir la cantidad que deseen de aceite de oliva. La razón: es saludable. Si bien es cierto que este alimento es saludable, su composición es 99% grasa, por lo que no debe superar la ingesta de tres o cuatro cucharadas al día.