El uso de celulares no causa cáncer, según la ciencia

El uso de la tecnología de telefonía celular, así como la que utilizan los aparatos y las antenas muy cerca de las casas, no causa cáncer. Esto dicen los especialistas.

La ciencia lo dice: El uso de celulares no causa cáncer | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Deagreez

El avance de la tecnología no solo causa asombro sino también desinformación sobre los peligros que podría causar en la salud de sus usuarios. La presencia del 5G en el Mobile World Congress (MWC) resulta una buena oportunidad para develar los mitos relacionados al uso de la tecnología móvil y su vínculo con algunas enfermedades como el cáncer.

Existen muchas dudas de la población sobre los efectos nocivos que pueden causar las antenas de telefonía celular, pese a que entes oficiales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha concluido que la exposición a campos de radiofrecuencia de bajo nivel (como los emitidos por teléfonos móviles) no es dañina para la salud. 

El uso de celulares y las antenas de telefonía muy cerca de las casas no causan cáncer, afirma el oncólogo peruano y Consejero Médico de RPP Noticias Elmer Huerta. La razón científica se basaría en que no hay estudios concluyentes al respecto porque -en principio- un celular o una antena utiliza un tipo de onda llamada microonda, que no altera las células y cuya principal característica es elevar la temperatura.

Huerta advierte que ún no hay un estudio claro sobre si el calentamiento del teléfono celular en la oreja y el cráneo pueda llegar a causar cáncer.  

La radiación no ionizante que emana de las antenas de radio, televisión y celulares, no tienen la suficiente energía para modificar las moléculas de las células vivas. | Fuente: Getty Images

Por si parte, Alberto Lachos, cirujano radioncólogo del Centro Privado de Radioterapia Oncológica (Radioncología), explica que en el universo existen dos tipos de radiaciones: ionizante y no ionizante.

La primera se utiliza con precaución en la medicina y es de gran beneficio para salvar vidas. Se emplean en los rayos X y para tratar tumores malignos, pues estas ondas ionizantes llegan a las células y afectan la estructura molecular de una persona.

En tanto que la radiación no ionizante que emana de las antenas de radio, televisión y celulares, no tienen la suficiente energía para modificar las moléculas de las células vivas, pero tienen energía para generar calor. "Estas ondas no penetran los tejidos y lo máximo que pueden hacer es calentarlos", señala el especialista. 

Huawei Mate X | Fuente: MWC 2019