Embarazo adolescente: factores y riesgos de una gestación prematura

Todos los días en el Perú, cinco niñas entre 9 y 15 años se convierten en madres. Esta alarmante cifra la convierte en una problemática social.
América Latina y El Caribe es la única región en el mundo que no logra reducir los altos índices de embarazo adolescente. | Fuente: Getty Images

El embarazo infantil y adolescente se ha convertido en unos de los principales problemas sociales en el Perú. En nuestro país, cada día, aproximadamente cuatro niñas y adolescentes de entre 9 y 13 años dan a luz por primera vez, según el registro de atenciones del Seguro Integral de Salud durante el 2017.

La falta de políticas de prevención de embarazo y la poca comunicación y orientación familiar son algunos de los diversos factores que han contribuido al incremento de estos índices.

Christian Martínez, psicólogo clínico y sexólogo especialista en niños y adolescentes, explicó que las políticas de estado y el apoyo familiar resultan determinantes en estos casos.

“El embarazo adolescente es consecuencia de una mala planificación a nivel de gobierno, pero el tema es que es responsabilidad también de los papás de hablar sobre educación sexual desde edades muy pequeñas, para que puedan justamente tomar decisiones adecuadas, saber los riesgos y consecuencias del inicio sexual y sobre todo porque los papás educan los valores”, dijo Martínez a RPP Noticias.

El especialista también asegura que no hay una característica psicológica común entre los adolescentes para convertirse o no en padres. Estos varían en cada caso.

“No hay una característica común, todas las adolescentes pueden quedar embarazadas. De repente los que más alto riesgo tienen, son aquellos donde hay una ausencia física o ausencia emocional de los padres”, agregó Martínez.

La ausencia física, comunicativa y emocional de los padres suelen ser factores determinantes en un embarazo prematuro. | Fuente: Getty Images

El ginecólogo de la Clínica Internacional Marcos Calderón detalló que una gestación adolescente podría presentar complicaciones, pues el cuerpo de la adolescente aún no está listo para ser madre y puede tener consecuencias para su salud.

 “Las reservas de vitaminas y nutrientes no los tienen en niveles adecuados. por lo tanto, algunos cambios fisiológicos normales del embarazo podrían condicionar mayores riesgos. Uno de los cambios bastante comunes es el aumento del líquido a nivel de la sangre. Lo cual, lleva a una anemia fisiológica en una paciente joven”, explicó el médico.

Calderón detalló que una madre adolescente tiene mayor riesgo de sufrir depresión y está más expuesta de sufrir una muerte prematura.

 “Tienen un mayor riesgo a futuro de producir depresión y de tener un riesgo de muerte prematura asociados a la misma depresión y a esos problemas psicológicos”, aseguró el especialista.

No todos los casos de embarazo prematuro están ligados a la falta de prevención sexual. muchos están vinculados a la ola de violencia sexual y de género que se vive en el Perú. El trabajo de las autoridades para reducir estas alarmantes cifras también es de vital importancia.