Embarazo tardío: conoce los riesgos y cuidados especiales

Tener un bebé a los 35 o 40 años implica mayores probabilidades de riesgo, pero no es imposible.
Las mujeres cuando pasan los 35 años deben cuidarse de algunas enfermedades de fondo que pueden poner en riesgo un embarazo. | Fotógrafo: Getty Images

Si te defines como una mujer independiente que ha alcanzado el desarrollo profesional y tiene muchas aspiraciones, quizá estés dentro del grupo de féminas que desean ser madres, pero que posterga su embarazo. En ese caso debes tener en cuenta que tener un bebé a los 35 o 40 años implica mayores probabilidades de riesgo.

El médico gineco obstetra de la Clínica Internacional Eduardo Gil explica que los 35 años, es la edad límite del rango normal para un embarazo, y las probabilidades de malformaciones u otras alteraciones cromosómicas como el Síndrome de Down están al mismo nivel que la población en general.

Factores de riesgo

Enfermedades de fondo. "Es más frecuente encontrar hipertensas a los 40 que a los 20", dice el galeno, quien recuerda que las medicaciones durante el embarazo están limitadas.

Hay factores de riesgo que se pueden identificar y manejar, para que estos disminuyan o desaparezcan. "La mejor forma de afrontarlos es el adecuado control prenatal, que debería empezar desde antes de quedar embarazada, para que sepan qué hacer y estar en las mejores condiciones posibles", anota el galeno durante su colaboración en Siempre en Casa de RPP Noticias.

Sin embargo, hay otras condiciones que no se pueden cambiar cuando se trata de un embarazo natural. Tal es el caso de la calidad de óvulos, que va decreciendo por la edad, y que hace más alta la posibilidad de una alteración cromosómica como el Síndrome de Down. "Los riesgos a los 40 años es 1 en 100, a los 42 es de 1 en 50, a los 45 es de 1 en 30 y a los 48 es de 1 en 12", explica Gil.

Y es a los tres meses de gestación que la mujer ya puede conocer las probabilidades de riesgo de una malformación congénita que corre su bebé, para a partir de allí recibir consejería que la prepare a ella y a su pareja para la crianza de un hijo especial. "En otros países está justificado el aborto terapéutico, en nuestro país no", recuerda.

Signos de alarma

Es a los tres meses de gestación que la mujer ya puede conocer las probabilidades de riesgo de malformaciones congénitas. | Fotógrafo: Getty Images

Si el bebé no se mueve, algo pasa. "Un signo que indica que el bebé está bien es si la madre tiene hipo, que es un reflejo como la tos y el estornudo que implica un bienestar y maduración cerebral a nivel del sistema nervioso", indica el doctor Gil.

Los sangrados también son signos de alarma, pues en un embarazo tardío es más frecuente el desprendimiento de placenta. Además hay más posibilidades de pérdidas espontáneas o complicaciones obstétricas como la diabetes gestacional y la hipertensión inducida por el embarazo. Asimismo, hay más riesgo de muerte fetal espontánea.

Cuidados

Como toda mujer embarazada, debe tomar ácido fólico y debe procurar estar en el mejor estado físico.

El gineco obstetra también subraya que los procedimientos electivos como las curaciones dentales u otros que puedan alterar un embarazo, deben solucionarse antes de quedar en cinta.

Finalmente, el doctor nos deja un consejo: "No te desanimes, no es imposible, es totalmente viable un embarazo a los 35 años. Mientras lo hagas antes, mejor”.