Enfermedad X: Cuatro puntos para entender la amenaza a la salud del 2019, según la OMS

La enfermedad podría volverse una pandemia vinculada a alguna influenza de origen animal como la gripe AH1N1, según información del Centro Nacional de Epidemiología de Prevención y Control de Enfermedades (CDC Perú).

La nueva Enfermedad X sería similar a la AH1N1. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Motortion

Su nombre es una incógnita. A esta epidemia se le compara en su potencial de gravedad al Sida en la década de 1980. Aún no existe vacuna o tratamiento posible para hacerle frente, por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo incluyó entre sus diez desafíos para la salud mundial del 2019. Es el patógeno de la denominada Enfermedad X.

Para poder entender este concepto que alertó a los sistemas de salud del mundo, RPP Noticias se comunicó con el director general del Centro Nacional de Epidemiología de Prevención y Control de Enfermedades (CDC Perú) del Ministerio de Salud, Luis Suárez Ognio, quien nos mencionó las claves de esta nueva amenaza a la salud mundial.

1. AHORA ES UN CONCEPTO, NO UNA REALIDAD

“Vivir un mundo globalizado tiene ventajas, pero también sus riesgos, uno de esos riesgos es la aparición de una nueva enfermedad infecciosa que se disemine por todo el mundo y que constituya una nueva pandemia”, dijo el doctor Suárez al explicar que el gran intercambio de viajes aéreos del presente es un factor clave para que esta nueva pandemia se disemine por todo el mundo.

Aún no se sabe cuál es el microorganismo que causará la epidemia. Si un virus un virus o una bacteria. Si será alguna mutación de un microbio resistente a antibióticos o si el microorganismo mortal nacerá producto del intercambio de material genético entre varios virus.

Aún no se tiene claro qué clase de microorganismo lo generará, pero se cree que será de origen animal. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Rost-9D

2. EXISTE LA POSIBILIDAD QUE SEA UNA INFLUENZA DE ORIGEN ANIMAL

De acuerdo con Suárez Ognio, lo más probable es que esta nueva pandemia sea una influenza de alta patogenicidad, que es la capacidad de un microorganismo de producir alguna infección en un ser vivo, según el Diccionario Médico de la Clínica Universidad de Navarra.

“El origen de las influenzas más graves han sido de animales”, manifestó quien lidera CDC Perú. Suárez Ognio recuerda que la pandemia de la influenza AH1N1 en el 2009 retrata bien su mensaje. “Incluso nuevos estudios han rastreado que un posible origen del VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana), provenga de los simios y se llama virus de la inmunodeficiencia simia”, reveló. Un estudio publicado en Science refuerza la idea de que este virus proviene de simios de Camerún.

3. NO ES LA PRIMERA ‘ENFERMEDAD X’ DE LA HISTORIA

El representante de CDC Perú informa que esta no sería la primera ‘Enfermedad X’ en la historia de la humanidad. Hubo muchas pandemias de influenza que diezmaron la población mundial en varias épocas como en 1918 (conocida como la gripe española); en 1957; en 1968 y la del 2009.

Incluso, si descartamos a las influenzas, precisa Suárez Ognio, se consideran como ‘enfermedades X’ al Sida, que se conoció en 1981; el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) del 2003 originado en el sudeste asiático; el hantavirus en el oeste norteamericano en 1993.

La influenza AH1N1 es la emergencia de salud pública más cercana a lo que sería la nueva Enfermedad X. | Fuente: EFE.

4. El REGLAMENTO SANITARIO INTERNACIONAL SERÁ CLAVE PARA FRENARLO

El Reglamento Sanitario Internacional (RSI) es la herramienta más importante que tienen los países en el mundo para detectar de manera precoz la aparición de cualquier brote u epidemia que signifique una emergencia de salud pública de trascendencia internacional.

Este documento establece cuatro preguntas que deben autocuestionarse los propios estados frente a cualquier evento de emergencia médica. La primera pregunta indaga si lo que sucede es inusual e inesperado por el país; la segunda, si es de gravedad y pone en riesgo salud pública.

La tercera pregunta cuestiona si el evento genera alguna interferencia entre el tráfico de personas y el comercio; la última trata sobre si este evento pudiera expandirse a otros países.

Si se responden dos de las cuatro preguntas, los países están obligados a reportar a la OMS y desencadenar un proceso de investigación y control”, enfatiza el director general de CDC Perú, Luis Suárez.