¿Es posible extraer esperma de un muerto para tener un hijo en un vientre de alquiler?

El exministro de Salud Alberto Tejada conversó con el Consejero Médico de RPP Noticias Elmer Huerta sobre la posibilidad científica y el debate ético frente a la extracción de esperma sin consentimiento para ser utilizado en un vientre de alquiler.

La mujer de la que la pareja británica se valió era estadounidense. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: ozgurdonmaz

En el programa radial "Encendidos" se armó un debate sobre la posibilidad científica y el conflicto ético originado a raíz del reciente caso en el que una pareja británica decidió extraer el semen de su hijo fallecido luego de un accidente en motocicleta y ordenó congelar sus espermas, e incluso mandó a fecundar mediante gestación subrogada a una mujer estadounidense para tener un nieto varón.

El tema fue expuesto por el Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta, quien señaló que no existen pruebas de que el hijo fallecido hubiera querido que congelaran su semen para implantarlo en un vientre de alquiler. Aún así sus padres lo realizaron y obtuvieron un nieto que, en la actualidad, tiene 3 años.

Huerta dijo que los padres británicos encontraron el cuerpo de su hijo fallecido después de dos días del accidente. Luego, contrataron a un urólogo para que le extraiga sus testículos y, a partir de ello, extraiga sus espermatozoides y los congelara un año.

Frente a esa disyuntiva, el exministro de Salud y médico urólogo, Alberto Tejada, fue entrevistado por Huerta en "Encendidos" y dijo que el procedimiento es "perfectamente posible". Sin embargo, “el problema está en que no está permitido usar ese esperma para fines de reproducción asistida si no hay un consentimiento informado de ambas partes”, sostuvo Tejada.

Además, el exministro agregó que incluso la selección de sexo también entra en el terreno de la ética, la única excepción de manipulación de genes es solo para evitar enfermedades genéticas de transmisión. En el caso peruano también tiene que haber un consentimiento informado sobre este tipo de intervenciones, dijo Tejada.

 

 

 


El congelamiento de esperma fue uno de los métodos para conservar el semen del joven muerto. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: bluecinema

Una clínica estadounidense especializada en fertilidad y selección de género fue la seleccionada por la familia del Reino Unido para realizar el método de la maternidad subrogada. La familia británica habría pagado el equivalente a medio millón de soles en promedio por el procedimiento asistido, dijo Huerta.

En ese sentido, el urólogo que extrajo el semen del joven fallecido y lo congeló para usarlo en el método del vientre de alquiler afrontaría procesos legales en el Reino Unido. Esto porque no es legal usar el esperma de una persona que falleció sin su consentimiento.