Emilia Clarke sobrevivió a dos aneurismas: ¿Se puede evitar este tipo de accidente cerebrovascular?

La actriz de la serie "Game of Thrones", Emilia Clarke, reveló en que sobrevivió a dos aneurismas. Una persona puede detectar este mal mediante resonancias magnéticas o tomografías especiales.

Emilia Clarke como el personaje que la lanzó al estrellato de Juego de Tronos, Daenerys Targaryen. | Fuente: AFP.

Los males cerebrales no discriminan nacionalidad o clase social. La afamada actriz inglesa de "Game of Thrones" Emilia Clarke reveló en "The New Yorker" que sufrió dos aneurismas cerebrales, luego de haber grabado la primera temporada de la serie sintonizada a nivel mundial, Juego de Tronos. Clarke interpreta al personaje de Daenerys Targaryen, la 'Madre de los Dragones'.

“Una nube de inconsciencia se posó sobre mí (…) El diagnóstico fue rápido y siniestro: una hemorragia subaracnoidea (SAH, por sus siglas en inglés), un tipo de accidente cerebrovascular potencialmente mortal, causado por una hemorragia en el espacio que rodea el cerebro. Tuve un aneurisma, una ruptura arterial”, reveló la actriz.

El neurocirujano de la Clínica Internacional, Jaime López, explicó a RPP Noticias que es común que una persona que haya tenido un primer aneurisma, tengo uno segundo. Este tipo de males cerebrales se ocasionan por una gran presión sobre la persona que origina su rompimiento.

Este estrés es característico en actores de talla internacional como Emilia Clarke, por eso este mal no es tan ajeno a este mundo. Incluso en 2014, la actriz Sharon Stone también dijo que había sufrido un aneurisma, del que sobrevivió, según reveló The Hollywood Reporter.

Según el neurólogo de la Clínica Ricardo Palma, Pablo Zumaeta, aparte del estrés laboral, un aneurisma puede reventar debido a actos vitales como estornudar, ducharse, tener relaciones sexuales o, en algunos casos, sin necesidad de esfuerzo alguno.

Una resonancia magnética especial conocida como angioresonancia es la que se necesitpara identificar un aneurisma en el cerebro. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: mr.suphachai praserdumrongchai

Un aneurisma sucede cuando un arterial cerebral tiene un defecto en alguna parte de sus paredes. La zona es más débil que el resto. Con el tiempo esta área sufre un desgaste en especial cuando la arteria comienza a bifurcarse, explicó el neurocirujano Jaime López.

“Cuando una arteria se rompe produce una hemorragia. Si la persona tiene suerte, es pequeña y ser similar a un dolor de cabeza similar a un resfriado. Si no, puede ser muy grande. La sangre se puede extender por todo el cerebro y producir un dolor de cabeza intenso”, agregó Zumaeta.

¿Cómo prevenir un aneurisma?

Entre las señales de alerta que se registran previo al rompimiento de un aneurisma tenemos, según el neurólogo Zumaeta, la inmovilidad de algunos de los ojos con el decaimiento del párpado. Esto sucede porque algunas veces el aneurisma está cerca a algún nervio responsable de la movilidad de algún ojo.

“Si la persona tiene dolor de cabeza y no está acostumbrado a eso, debe ir a un profesional de la salud, más aún si tiene menos de 50 años”, explicó, Zumaeta. Las tecnologías que pueden descartar si una persona tiene un aneurisma es la tomografía cerebral (angiotomografía) y la angioresonancia.

Jaime López advierte que es necesaria el descarte temprano antes de que el aneurisma reviente. “De cada diez pacientes tratadas por el aneurisma, una es debido al aneurisma no roto y, en el resto, cuando ya se rompió”, informó. Esta grave estadística se debe a la falta de recursos humanos y tecnológicos en provincias para tratar este tipo de males.