La actividad física fortalece tu salud visual

El efecto positivo del deporte a nivel del cerebro, también impacta favorablemente en la calidad de la visión, revela estudio.
Gracias al ejercicio se establece una buena circulación que contribuye a la función visual. | Fuente: Getty Images

La actividad física es una medida para prevenir enfermedades de alcance mundial como la diabetes o la obesidad, además, se recomienda para el cuidado de la memoria y las habilidades de pensamiento. Científicos de la Universidad de Santa Bárbara, en California (Estados Unidos) demostraron que el efecto positivo del deporte a nivel del cerebro, también impacta favorablemente en la calidad de la visión, un campo menos estudiado.

Para investigar cómo el ejercicio afecta a la función cognitiva, los investigadores reclutaron a 18 voluntarios que fueron sometidos a una bicicleta estacionaria. Durante el experimento, cada uno de los participantes llevaba un monitor de frecuencia cardíaca inalámbrico y un electroencefalograma (EEG) con 64 electrodos de cuero cabelludo. Tuvieron que hacer una tarea sencilla sobre orientación espacial, y las respuestas se dieron durante el descanso o durante los ejercicios de baja y alta intensidad.

Gracias al ejercicio se establece una buena circulación que proporciona el oxígeno que necesitan tanto el cerebro como la retina, para mejorar su función. | Fuente: Getty Images

"Encontramos que la respuesta máxima se mejora durante el ejercicio de baja intensidad en relación con el descanso y el ejercicio de alta intensidad", señala el autor principal Tom Bullock, investigador postdoctoral en el laboratorio de atención de UCSB.

Una de las explicaciones es que gracias al ejercicio se establece una buena circulación que proporciona el oxígeno que necesitan tanto el cerebro como la retina, para mejorar su función.

Otros estudios experimentales realizados por la Universidad de Emory, en Atlanta (Estados Unidos), habían demostrado en ratas que el ejercicio aeróbico es neuroprotector para la retina. “En el ojo hay dos respuestas básicas al hacer ejercicio: descenso de la presión intraocular y alteraciones del flujo sanguíneo ocular”.