La arritmia cardíaca puede afectar a todas las edades

La mayoría de las personas no buscan asistencia médica cuando sienten latidos anormales del corazón.

Son muchas las personas que mueren a diario en el mundo, a causa de una arritmia cardiaca.  La arritmia es un trastorno del corazón que afecta el ritmo del mismo, que empieza a latir muy rápido o muy despacio.

La frecuencia cardíaca oscila entre 60 y 100 latidos por minuto. Se estima que un 30 por ciento de la población, por encima de los 15 años tiene problemas cardiovasculares y de este porcentaje un promedio del 7 por ciento puede desarrollar arritmias cardíacas. Inclusive, muchas arritmias son asintomáticas y la persona afectada puede amanecer con parálisis facial o con un accidente cerebrovascular.

El Dr. Óscar Barrenechea,  Director Médico de Marketing Pharma de Química Suiza S.A. señala: “Las principales causas de arritmia en el mundo actual son el stress, el exceso de trabajo o falta de descanso. También se asocia a trastornos generales, como desordenes hormonales (Hipertiroidismo), anemia, infecciones ocultas, consumo de algunos medicamentos (antihistamínicos, antiasmáticos, etc.), alcohol, café, tabaco, etc.” 

Dentro de las causas relacionadas al corazón están aquellas que originan que el musculo se haga más grande o grueso, o los soplos cardiacos (enfermedades de las válvulas) o la obstrucción de arterias coronarias.  Cualquiera de las causas mencionadas, se hacen más relevantes en la medida que la persona va envejeciendo” añade el Dr. Barrenechea.

Tipos de arritmias

Bradicardia es cuando el corazón late muy lento (< 60 veces por minuto). La Taquicardia es cuando el corazón se contrae muy rápidamente (> 100 veces por minuto).

Pero la más peligrosa en la fibrilación. La fibrilación auricular es una de las arritmias más frecuentes en la práctica médica diaria. Es una arritmia completa, es decir, hay una desorganización total en los latidos, no pudiendo establecerse ningún patrón organizado. Se hace más frecuente con la edad; pudiendo llegar a afectar a 1 de cada 5 personas de 80 años de edad.

En ese sentido, el Dr. Barrenechea explica: “Su principal importancia es que incrementa significativamente la posibilidad que una persona tenga un derrame cerebral (accidente cerebrovascular, ACV) por lo que es muy importante que estas personas sean evaluadas y reciban, en la mayoría de los casos, medicación anticoagulante. Los ACV pueden ser fatales o profundamente discapacitantes.

El tratamiento de la arritmia depende de un diagnostico adecuado. El enfoque es totalmente distinto si la arritmia se presenta en el contexto de un corazón sano, o uno enfermo. Si se presenta fibrilación auricular, aunque sea solo intermitente, debe realizarse una evaluación médica. Probablemente requiera medidas para prevenir ACVs”.