La industria de la moda y los procesos que usa para ayudar al medio ambiente

Expertos en moda y sostenibilidad, que formarán parte del foro de Perú Moda sobre el tema, explican la importancia de usar procesos que cuiden el planeta.
La industria de la moda debe aplicar políticas de sostenibilidad en sus procesos para ser parte de un cambio necesario. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: PeopleImages

La moda no solo tiene un impacto social, sino también en el cuidado del medio ambiente. La industria de la moda debe aplicar políticas de sostenibilidad en sus procesos para ser parte de un cambio necesario.

La diseñadora inglés Stamo, de Ecolux London, comenta que es necesario que los involucrados en el negocio de la moda comprendan que cuidar el planeta es cuidarnos. “(Nosotros) aplicamos operaciones cuidadosamente planificadas y ejecutadas en cada etapa del proceso de producción”, comenta.

Agrega que se debe implementar una producción limpia en la que “minimicemos los residuos y la huella de carbono de los productos y al mismo tiempo reducir el consumo de agua”.

Stamo explica que Ecoluxe London, una empresa de moda que incluye diversas marcas, mira cada una de ellas como un caso individual y buscan crear alternativas sostenibles que ajusten el tiempo, la ubicación y las circunstancias de cada marca.

El especialista comentó que la tendencia del ‘fast fashion’ “no es un problema para el futuro de la moda ya que crea empleos y empresas, pero es el segundo contaminante en todo el mundo después del aceite”.

Por su parte, Tiago da Costa Miranda, CEO de The Sunday Market Lisboa, considera que se puede cuidar el planeta desde la fabricación y el consumo de prendas “porque nos salva a todos”.

“Una producción que no solo no contamina, sino que también trata a sus trabajadores de manera justa y practica la equidad en todos los proveedores de cadena o de producción y de materiales”, comenta.

Da Costa explica que las marcas que integran The Sunday Market buscan tener un menor impacto en el planeta. “Manu, por ejemplo, no use colorantes químicos contaminantes, ni use tanta agua para lavados de jeans, ni invierta en materiales de reciclaje y nuevas tecnologías que consuman menos energía y recursos”.

Mónica Melero de Moves to slow explica que la producción limpia en la industria de la moda va enfocado al bajo impacto en el medio ambiente. “Debería incluir también el concepto de transparencia en toda la cadena de valor de la industria especialmente en las condiciones laborales y sociales de los trabajadores del sector”, comenta.

Melero menciona que su empresa presenta marcas que trabajan la sostenibilidad desde el nacimiento del concepto con parámetros ecológicos. “Las empresas cuando crean marcas de moda ecoamigables se centran especialmente en los materiales utillizados ya que esta al final es la cara más visible pero tan importante como eso es el tipo de materiales y sistemas de producción utilizados”, comenta.

Para Mónica Melero, el “fast fashion” es un problema para el presente y el futuro de la moda así como para el medio ambiente. “Las empresas de moda basadas en un modelo de negocio como ese, al menos en estos tiempos tal y como están planteados, son incompatibles con el concepto de sostenibilidad especialmente en términos de producción y de consumo”, finaliza.