Elmer Huerta: “La leche de almendras o de soya no es leche”

Beber leche se ha convertido en un hábito de alimentación arraigado en los hogares del mundo y Perú no es la excepción.

En medio de la polémica por la suspensión de la importación de un producto peruano que se vendía como leche evaporada en Panamá, surgen las dudas. ¿Estaremos consumiendo el producto lácteo que creemos o una compleja mezcla de agua, soya, aceites y agregados químicos?

El doctor Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias, explicó que se debe tener en claro la definición de leche. “Científicamente, leche solo puede ser aplicado al producto líquido secretado de las glándulas mamarias de un mamífero”, comentó. Este concepto resalta que las llamadas leches vegetales- como almendras, soya o coco- no lo son en realidad.

La popularidad de la leche de coco en las dietas que encontramos en Internet ha llevado a muchos a optar por esta opción y reemplazar con este alimento a la leche convencional. Sin embargo, el especialista explica que los nutrientes que ofrecen estos alimentos no son los que proporciona la leche de vaca

La leche, como otros lácteos, incorpora vitaminas y minerales a nuestra alimentación diaria necesaria para fortalecer huesos y dientes. | Fuente: Getty Images

Leche materna vs. Leche de fórmula.

No se debe olvidar que la leche materna es primordial sobre cualquier leche artificial. La Organización Mundial de la Salud recomienda que su consumo debe ser exclusiva, como mínimo durante los 6 primeros meses de vida.

La leche materna le proporciona al bebé, nutrientes importantes para su desarrollo físico y mental; así como, anticuerpos que lo previenen de, por ejemplo, desnutrición.

La leche de vaca no debe sustituir la leche materna en la alimentación de un bebé, ya que no contiene suficiente hierro y ácido fólico. | Fuente: Getty Images

En niños menores de un año, el consumo de leche de vaca debe ser restringido. A esta edad, los menores deben consumir leche materna principalmente. Un estudio elaborado por Fuchs en 1993 concluyó que la ingesta de ese producto en menores de 12 meses está asociado a casos de micro hemorragias intestinales que pueden producir anemia por deficiencia de hierro.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, conocida como FAO, confirma que la leche de vaca no debe sustituir la leche materna en la alimentación de un bebé, ya que no contiene suficiente hierro y ácido fólico.

El pescado es una buena opción para obtener nutrientes como la Omega 3. Su porcentaje de grasa además es beneficiosa para el desarrollo mental de los más pequeños.

En niños menores de un año, el consumo de leche de vaca debe ser restringido. A esta edad, los menores deben consumir leche materna principalmente. | Fuente: Getty Images