El estrabismo de Leonardo Da Vinci le permitió ser el creador de la pintura en tres dimensiones

El genio artístico tuvo el “ojo izquierdo virolo”, según investigación científica de la Universidad de Londres. El estudio se basó en seis obras de arte donde el pintor fue modelo. Elmer Huerta dio detalles al respecto.

Da Vinci sufrió de estrabismo en su ojo izquierdo, lo que le otorgó su particular mirada artístíca. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: FierceAbin

Una investigación científica de la Universidad de Londres descubrió la fórmula que le permitió al pintor Leonardo Da Vinci ser el creador de la perspectiva pictórica en tres dimensiones: un estrabismo de su ojo izquierdo más su don artístico, según informó Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias, al programa "La Rotativa del Aire".

Al neurocientífico ocular inglés, Cris Tyler, siempre le llamó la atención la particular mirada de Da Vinci. Por eso estudió los ojos de seis obras de arte en la que el genio renacentista fue modelo. Fueron dos esculturas, dos pinturas al óleo y dos dibujos.

Gracias al conocimiento de la optometría, el neurocientífico inglés buscó cómo se alinea la pupila del genio renacentista con relación a su párpado abierto. Midió en grados la desviación de la pupila con relación al centro, para comprobar si tenía el ojo virolo.

En la escultura El Joven Guerrero, el maestro Andrea del Verrochio usó de modelo a un joven Da Vinci. | Fuente: Inverse

Todas las obras muestran desviaciones del ojo para lo que se llama la exotropía”, sostuvo Elmer Huerta.

Esta particularidad de su mirada obligó a Da Vinci a que cuando pinte concentre la imagen en el ojo derecho, a veces con el izquierdo, y eso le daba la sensación de tres dimensiones o la perspectiva.

La investigación no desmerece en nada su habilidad artística, ya que, si bien tuvo esa particularidad en su mirada, gracias a su talento supo plasmarla en la serie de obras que cautivan hasta ahora al mundo entero.

El estrabismo puede ser de tres tipos, agrega Huerta, puede que uno de los ojos observe hacia al centro; el otro tipo es cuando mira hacia afuera; y el último es cuando la mirada se desvía hacia arriba o hacia abajo.

 

En esta pintura del propio Da Vinci se sabe que usó su rostro como modelo. | Fuente: Getty Images.