Los peligros de que los pacientes acudan a fuentes de información poco fiables

De acuerdo a estudio realizado en Perú, Colombia, México y Argentina por Axon Marketing & Communications, el 70% de usuarios resuelve sus dudas sobre diagnósticos de salud usando diversas fuentes de información, principalmente en línea.

Es importante que el médico eduque a sus pacientes, y les diga cuáles son los canales y portales de comunicación que brinda información veraz, real y confiable. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: martin-dm

Mejorar la calidad en los servicios es una de las prioridades de cualquier sistema de salud. Un estudio realizado por Axon Marketing & Comunnications (de título "Impacto en la experiencia del paciente"), sostiene que el 70% de los pacientes resuelve sus dudas sobre diagnósticos usando diversas fuentes de información, principalmente las consultas en línea.

Catalina Parada, médico cirujano y especialista en Comunicación Organizacional sostiene que para los usuarios de los servicios médicos,  “el flujo de información deber ser constante, y no estar enfocado únicamente en la explicación de los procesos y/o diagnósticos médicos”.

El peligro de que los pacientes resuelvan dudas sobre su salud en canales de información diferentes a sus médicos antes de sus citas son el principal problema. "Pueden caer en cualquier red social o portal que brinde información de manera irresponsable, o quizá sea información verdadera pero poco entendible para los pacientes. Entonces se termina tergiversando la información, y los usuarios de salud pueden asumir que están enfermos de gravedad cuando probablemente ni siquiera se acerca a su propio diagnóstico", explica la COO de Axon Marketing & Communications..

La especialista explica que no seguir los conductos regulares de obtención de información pone en riesgo la vida de los pacientes. "Los bulos falsos pueden llegar a ser supremamente peligrosas. Porque puede pasar de una gripa que se está malinterpretando a temas muchos más serios. Este tipo de “noticias” pueden menospreciar los síntomas o incluso todo lo contrario. Además, hay sitios en la red que llegan a hablar sobre tratamientos y remedios", comenta.

Es importante que el médico eduque a sus pacientes, y les diga cuáles son los canales y portales de comunicación que brinda información veraz, real y confiable. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: PeopleImages

Parada afirma que los médicos y pacientes pueden mejorar el acceso a información de calidad sobre su salud. "Actualmente, existen muchas herramientas y canales interesantes que los médicos también deberían acceder y brindar información certera, eficaz, rápida y asequible para los pacientes. Podemos hablar de chats o el mismo whatsapp. Aunque ojo, no se deben dar consultas por redes sociales porque es muy peligroso. Al paciente hay que verlo cara a cara", explica.

Las herramientas digitales son usadas para despejar dudas sobre tratamientos y síntomas, aunque se debe recordar que no debe ser la última opinión. "Ayudan a despejar dudas en cuanto a tratamientos o síntomas que el médico puede determinar para que el paciente vaya a visitarlo, saque una cita o vaya de inmediato a urgencias. Esta especie de triage podría hacerse por medio de las redes sociales", afirma.

La especialista explica que se puede luchar contra las fake news sobre salud. "En primer lugar, creando un criterio claro con los pacientes y médicos. Existe mucha información en el Internet. Estamos hablando de un nuevo perfil de pacientes, pacientes informados que están leyendo sobre sus síntomas e incluso sobre sus tratamientos y enfermedades que ya han sido diagnosticadas. Es importante que el médico eduque a sus pacientes, y les diga cuáles son los canales y portales de comunicación que brinda información veraz, real y confiable. Si el médico logra identificar los sitios webs con fake news, debe denunciarlos", finaliza.