Más de la mitad de peruanos que trabajan en oficina presentan problemas de postura

Una postura incorrecta debido al trabajo en oficinas produce dolores de espalda, de cuello, cansancio físico, entre otros males. El oficinista debe contar con una silla que presente las condiciones de ergonomía ideales para no lastimarse por una mala posición.

La mala postura de un oficinista es una tendencia en el Perú. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: AndreyPopov

El ambiente laboral es el espacio vital que debe resguardar la salud del trabajadortanto física como mental. Los riesgos que afectan directamente la salud del empleado pueden ir desde caídas graves o golpes si laboran, por ejemplo, en construcción civil hasta daños en la columna, causadas por la mala estructura de las sillas en las oficinas.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Salud (INS) del Ministerio de Salud (Minsa), el 50% de los peruanos que trabajan en una oficina tiene una mala postura. Generalmente el oficinista en el país trabaja encorvado, sin apoyar los brazos en alguna superficie cómoda, además de no tener un lugar donde apoyar los pies.

Esta mala posición al trabajar origina cansancio visual porque irrita los ojos y causa pesadez en los párpados. Si esto se mantiene puede causar dolores en la espalda, en el cuello y en la cintura, también tensiona los hombros y produce molestia en las piernas.

Entre las medidas preventivas que aconseja el INS para que la mala postura no perjudique la salud del empleado resaltan tomar una pausa de entre 5 a 10 minutos por cada dos horas de trabajo. De esta forma se relaja la vista y se reduce la tensión muscular.

BUENA POSTURA

El INS señala que una postura correcta al sentarse en una silla es tener los brazos y los antebrazos en un ángulo de 90 grados firmemente apoyados en una superficie. Una referencia que indica que una persona se encuentra en una posición correcta es tener el borde superior de la computadora a la misma altura de los ojos.

El teclado por su parte debe estar a la altura del codo de la persona y los pies deben estar apoyados en el suelo o en un reposapiés.

La institución estatal también precisa que, ya sea la luz natural o artificial del espacio de trabajo, no se debe ocasionar un reflejo en la pantalla de la computadora. La silla donde labore el empleado también debe tener las condiciones óptimas como una perilla para ajustar la altura, un respaldo reclinable, cinco ruedas, una posadera acolchada y ser giratoria.