Navidad 2018: Vino y café, bebidas ideales para mejorar tu circulación sanguínea

Comer en exceso afecta la circulación de la sangre, en Navidad este riesgo se incrementa. La importancia de tener una buena salud circulatoria es clave para el transporte de oxígeno y nutrientes a todas las células.

Copas de vino. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: franckreporter

Durante la temporada de fiestas navideñas, muchas personas cometen excesos por los alimentos que consumen; sin embargo, no son conscientes que esto podría afectar a la circulación de la sangre, la cual juega un rol sumamente importante en el organismo de los seres humanos. Y es que esta se encarga de transportar no solo oxígeno, si no también, nutrientes a todas las células y tejidos del cuerpo.

La salud del sistema circulatorio o cardiovascular depende mucho del tipo de vida que tenga la persona, de sus hábitos alimenticios y de su rutina de ejercicio. Cabe resaltar que la sangre es un fluido corporal que se moviliza a través de las venas, arterias y capilares del cuerpo, gracias al trabajo que realiza el corazón.

Es por ello que a continuación, recomendamos cinco bebidas que ayudarán a mejorar la circulación sanguínea y permitan disfrutar de una deliciosa cena navideña libre de culpas:

Café. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: amenic181

Vino: El vino es una bebida que contiene una amplia variedad de sustancias fitoquímicas denominadas polifenoles que se han asociado a un efecto protector hacia la salud cardiovascular.

Té verde: Sus sustancias antioxidantes impiden la formación de coágulos de sangre, limpian las arterias y controlan el exceso de lípidos en la sangre. Expertos aseguran que sus sustancias activas disminuyen el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y trombosis.

Café: Las evidencias científicas están acabando con la mala reputación que acompañó al café durante décadas. Según las últimas investigaciones, el consumo de esta bebida no solo no resulta perjudicial para la salud de nuestro corazón, sino que puede protegernos de enfermedades cardiovasculares, respiratorias e infecciosas gracias a su contenido de antioxidantes.

TÉ VERDE | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: isa-7777

Agua de linaza: Es antiinflamatorio gracias a su contenido en omega 3 y por esto mismo también te ayuda a mantener la salud cardiovascular y mejorar la circulación, ya que reduce además los niveles de colesterol.

Infusión de valeriana: Equilibra el ritmo cardiaco y por ende la circulación sanguínea, ayuda a estabilizar el ritmo del corazón, calma las taquicardias, las arritmias y la ansiedad. Se considera sedante, antiespasmódica, anticonvulsiva y ligeramente hipotensora.

Estas bebidas nos pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea, siempre y cuando sean el acompañamiento o complemento de un plan de alimentación balanceado; para ello, es necesario visitar periódicamente al nutricionista para que nos asesore de forma óptima con nuestra alimentación.