Niños que viven en hogares cercanos a carreteras crecen con menor capacidad intelectual y verbal

El daño en la salud de los menores proviene de la contaminación vehicular. Los principales agentes contaminantes son el ozono y unas partículas treinta veces más pequeñas que el ancho de un cabello humano.

Contaminantes como el ozono y las partículas 2.5 son los más dañinos para los niños. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: plherrera

Descubre el canal de podcast de Espacio Vital a cargo de Elmer Huerta en RPP Player.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que la contaminación ambiental, mediante diversos factores, ocasiona la muerte cada año de 1.7 millones de niños en el mundo. Ahora una nueva investigación acaba de comprobar que también ocasiona un fuerte impacto en el desarrollo intelectual de los niños.

El artículo asevera que los niños que viven y crecen en hogares cerca de carreteras grandes desarrollan menor capacidad intelectual y verbal, en especial cuando llegan a la mitad de su infancia.

La investigación se hizo en el Estado de Nueva York. Estudió el crecimiento físico y cognitivo de cinco mil niños. El estudio tomó en cuenta condiciones de la vivienda y la distancia de la casa a las grandes carreteras, además, del tipo de carretera.

El Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta, explicó en el programa La Rotativa del Aire que los científicos cada año hacían pruebas en los niños de inteligencia verbal, capacidad de comunicación y desarrollo del lenguaje.

El hallazgo fue el siguiente. “Cuanto más cerca estaba la casa del niño a una carretera grande, menor era el índice de medición de estas pruebas verbales, de conocimiento y de desarrollo intelectual”, enfatizó Huerta.

La contaminación ambiental en las pistas de Lima es constante. | Fuente: ANDINA/Héctor Vinces.

Entre los resultados de la investigación se calcula que, si los niños viven a menos de 500 metros de una gran carretera, cuando llegan a los 3 años tiene la mitad del desarrollo verbal e intelectual, en comparación a los niños que viven más lejos de medio kilómetro de las carreteras.

¿Qué ocasiona la investigación?

El estudio identificó a dos grandes contaminantes que se expulsaban de los automóviles en las carreteras: el ozono y las partículas 2.5. “Son unas partículas que son 30 veces más pequeñas que el ancho de un cabello humano”, dijo Huerta.

Los científicos que elaboraron la investigación de contaminación ambiental señalan que los resultados están dirigidos a los Estados porque tienen la capacidad de controlar los factores contaminantes como la limitación de vehículos que circulan, el tipo de combustible, la limpieza de los motores, entre otros.