Pene: 8 enfermedades más comunes del órgano sexual masculino

Las enfermedades del pene más comunes muchas veces están relacionadas a una falta de higiene. Sin embargo, estas no son las únicas causas. En algunas ocasiones, los males que afectan el órgano sexual masculino tienen consecuencias irreversibles.

El pene es el órgano genital masculino, importante para la salud sexual y reproductiva del varón. Además, funciona como un conducto para eliminar la orina. Pero el miembro viril también puede enfermarse y ocasionar dolor. En algunos casos la solución puede ser una adecuada higiene; mientras que en otros, el daño es irreversible.

El médico urólogo Max Lazo estuvo en Siempre en Casa de RPP Noticias y junto al doctor Elmer Huerta explicaron los principales males que pueden afectar la funcionalidad del pene, así como el tratamiento que puede seguir el afectado.

Problemas anatómicos

1. Fimosis. Se da cuando el prepucio (piel que rodea al pene) no puede bajar y descubrir el glande (cabeza del pene), lo cual puede provocar problemas de higiene. "Es algo con lo que se nace, la cabeza queda atrapada adentro y necesita de una operación inmediata", explicó el doctor Lazo.  

2. Parafimosis. Es cuando el prepucio no puede subir y queda estrangulando al órgano sexual. "Es una emergencia urológica que se puede resolver de manera manual o de forma quirúrgica.

Infecciones

3. Balanitis. El la inflamación y/o infección tanto del glande como del prepucio, debido a hongos, bacterias y virus, muchas veces por falta de higiene. Si bien hay tratamiento con antibióticos, se soluciona con una circuncisión (cirugía local) para evitar que el prepucio largo sea caldo de cultivo para posteriores infecciones.

"Es común que la primera consulta de un hombre con diabetes sea por balanitis. La zona huele y pica, debido a una infección con pus...La prevención es enseñarle al niño a asearse la glande", dijo Huerta.

La circuncisión a temprana edad puede evitar infecciones y problemas antómicos en el miembro viril. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Problemas funcionales

4. Priapismo. Es una dolorosa erección que puede prolongarse hasta por más de 4 horas. Una sobredosis de viagra o de otras medicinas, así como el abuso de alcohol y drogas, puede inducir a esto.

Se puede aplicar la Técnica de Winter, que consiste en hacer orificios en el glande con un bisturí, a fin de tratar de drenar la sangre y lavar con suelo salino para que baje la erección.

"El riesgo es que muchas veces el priapismo lleva a la impotencia o  disfunción eréctil definitiva", indicó el urólogo. Dijo que si bien hay potenciadores sexuales como la arginina, lo más efectivo sería una prótesis de pene (cilindros anatómicos de silicona o bombas que generan erecciones).

El priapismo o erección prolongada puede provocar impotencia o disfunción eréctil definitiva. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Problemas traumáticos

5. Enfermedad de Peyronie. Es cuando el pene se dobla no por una razón congénita, sino debido a secuelas, traumatismos o microtraumatismos durante las relaciones sexuales. Puede hacerse una cirugía, aunque se corre el riesgo de un acortamiento del miembro viril.

Cáncer y tumores

6. Cáncer de pene. No es tan frecuente y se le relaciona mucho con el Virus del Papiloma Humano (VPH). También puede ocurrir en varones con el prepucio largo y falto de higiene.

7. Eritroplasia de Queyrat. Es una lesión precancerosa que afecta la superficie del pene en sujetos no circuncidados.

8. Condiloma gigante (CG) o tumor de Buschke-Löwenstein (TBL). Es una enfermedad rara que se presenta como una lesión verrugosa y se transmite por vía sexual.

¿Cómo mantener la higiene del pene?

"La mala higiene puede llevar a un cáncer de pene", advirtió el médico urólogo Max Lazo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Es muy importante que esta zona del varón se mantenga aseada, más aún si no ha sido circuncidado. "La mala higiene puede llevar a un cáncer de pene", advirtió el médico urólogo Max Lazo.

El especialista explicó cómo debería ser la forma correcta de lograr la higiene del órgano sexual masculino. "Remangar el pene, lavar bien por dentro (del prepucio) y secarlo por dentro, utilizando agua y jabón", precisó.

De esa forma se evitará la formación del esmegma, una sustancia blanquecina formada por células muertas, que favorecen la inflamación del miembro y luego ocasiona cáncer.