Qué causa la infección vaginal en verano

La higiene diaria es primordial para evitarlas pero no debe realizarse de manera exagerada, pues se corre riesgo de eliminar las propias bacterias protectoras.
RPP/ Betty Elias C

Las infecciones vaginales más comunes se presentan con frecuencia en el verano porque las altas temperaturas generan calor en la zona genital, aunque la falta de higiene incrementa los riesgos de padecerlas, advirtieron hoy médicos especialistas.

El doctor Harold Huamán Baquerizo, jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Nacional Arzobispo Loayza, precisó que este tipo de complicaciones se generan, en principio, por la disminución de las defensas de la zona íntima de la mujer, debido a una serie de conductas inadecuadas.

“Existen bacterias con cierto tipo de acidez que protegen la vagina de microorganismos dañinos, pero cuando estas disminuyen, el equilibrio entre microorganismos ‘buenos’ y ‘malos’ se rompe, y da lugar a que estos últimos se desarrollen y generen diversos problemas”, indicó.

Cuando las infecciones son producidas por hongos, la mujer puede sentir mucha picazón, ardor al momento de orinar y producir flujo vaginal de color blanco grumoso, similar a la “leche cortada”.

Cuando la infección es a causa de tricomonas (parásito que se transmite por vía sexual), además del ardor para orinar, hay abundante flujo de color amarillo y mal olor. La vaginosis, en tanto, produce un flujo de color blanco grisáceo y con un poco de ardor o picazón vaginal.

El ginecólogo advirtió que otro factor de riesgo son las relaciones sexuales con múltiples parejas y sin el uso de preservativo; y la automedicación con antibióticos, cuya acción farmacológica genera la disminución de las defensas, por lo que recomendó acudir al médico.

Huamán comentó que la higiene diaria es primordial para evitar las infecciones pero no debe realizarse de manera exagerada, pues se corre riesgo de eliminar las propias bacterias protectoras.

Lo básico es el empleo de agua y jabón, y, si hubiera algún producto alternativo, su empleo dependerá de la comodidad y efectividad que signifique para la usuaria. “La ropa íntima pequeña y ajustada como el ‘hilo dental’ podría facilitar que los gérmenes del ano pasen a la zona vaginal”, resaltó.

Es mejor usar prendas de algodón porque el material sintético incrementa la temperatura de la zona genital, genera humedad, y propicia la aparición de hongos. Sugirió evitar la actividad sexual durante el periodo menstrual, porque las bacterias podrían ingresar por el orificio del cuello uterino al estar abierto o dilatado.

“Si una mujer tuviera una infección vaginal debe ser tratada oportunamente por el especialista. No es aconsejable dejar pasar mucho tiempo, porque podrían generar mayores complicaciones. Cada organismo es distinto, y por ende, merece una atención personalizada”, concluyó.