¿Qué tan importantes son los exámenes médicos ocupacionales para cuidar mi salud?

Un examen médico ocupacional (EMO) es la evaluación periódica que hacen las empresas a sus trabajadores para reducir la exposición a riesgos ocupacionales como las enfermedades respiratorias, metabólicas o cardiovasculares crónicas.

Los trabajos formales están obligados por Ley a brindar una serie de exámenes médicos a sus trabajadores. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: andresr

Los riesgos para la salud en el lugar de trabajo, dependiendo de nuestro tipo de labor, pueden ser muchos y debemos estar atentos ante cualquier inconveniente que se nos presente ya que, al ser actividades que tenemos que desarrollar a diario, pueden agravar nuestros problemas de salud y/o provocarnos enfermedades.

Es por ello, que ante la posibilidad de afectar la salud de los trabajadores, la Ley N° 29783, Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo, indica que es responsabilidad del empleador realizar los exámenes médicos ocupacionales (EMO) a sus trabajadores en un centro acreditado para esta evaluación, a fin de asegurar una detección precoz de enfermedades y traumatismos relacionados con el trabajo.

Y es que, por un lado, debemos tener presentes los riesgos físicos a los que podemos estar expuestos como el calor, ruidos fuertes, polvo, productos químicos peligrosos, máquinas inseguras y el pasar muchas horas sentados (sedentarismo y malas posturas); pero también tenemos que considerar otros como el estrés psicosocial, que aunque no se “ve” sí se “siente”.

Así, las condiciones de empleo, la ocupación y la posición en la jerarquía del lugar de trabajo también pueden ser un factor de riesgo. Algunos indicadores para tomar en cuenta, entre las personas que trabajan bajo presión, es que éstas son propensas a fumar más, a realizar menos actividad física y a tener una dieta poco saludable.

Fumar es una mala práctica constante en personas que trabajan bajo presión. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: AzmanL

Pero ¿en qué consiste?

Un examen médico ocupacional (EMO) es la evaluación periódica que hacen las empresas a sus trabajadores para reducir la exposición a riesgos ocupacionales. Las enfermedades respiratorias, metabólicas, cardiovasculares crónicas, los trastornos del aparato locomotor, las pérdidas de audición provocadas por el ruido y los problemas de la piel son las enfermedades ocupacionales más comunes.

Gracias a la ley antes mencionada, lo que se busca es cumplir el principio de protección de los trabajadores porque es su derecho que el Estado y los empleadores aseguren condiciones de trabajo dignas que les garanticen una condición de vida saludable, física, mental y social, en forma continua.

Las empresas tienen diferentes protocolos según cada puesto de trabajo, pero los básicos son: examen médico, pruebas de sangre y de orina, radiografía de tórax, electrocardiograma, pruebas psicológicas y las pruebas funcionales como la audiometría, la prueba de esfuerzo y para algunos puestos, el test de drogas.

¿Por qué es importante?

Aunque más de una vez hemos escuchado a algún amigo o familiar comentar, a veces en tono de queja, que su empresa lo obliga a hacerse un examen médico, también son usuales las historias en que gracias a este examen algunos se enteraron que estaban padeciendo una enfermedad asociada a su puesto laboral. Pues bien, la base de la Medicina es la prevención y es lo que se busca con este sistema periódico de evaluaciones: PREVENIR futuros males y evitar la progresión de los que ya existan, y en este caso, los que estén asociados al trabajo.

Por ello, no debemos ver al EMO como una pérdida de tiempo (aunque el proceso de consultas puede tomarnos varias horas) o una obligación, es nuestro derecho a mantenernos y vivir saludables.