Raíz silvestre andina combate el sobrepeso y la diabetes

Se trata de la uchica, una raíz silvestre altoandina, oriunda del Perú, la alternativa natural para llevar una alimentación saludable.
RPP

Las personas que tienen diabetes y las que desean combatir el sobrepeso tienen ahora en la uchica, una raíz silvestre altoandina, oriunda del Perú, la alternativa natural para llevar una alimentación saludable, revelaron investigadores de la Universidad Nacional Agraria La Molina (Unalm).

Vidal Villagómez, jefe del Programa de Tubérculos y Raíces Reservantes de la Unalm, explicó a la Agencia de Noticias Andina que esta planta tiene en sus raíces altas concentraciones de azúcar no digerible, incluso mayores que el yacón, otro tubérculo recomendado para los diabéticos y, en general, para combatir el sobrepeso.

Detalló que la uchica (de nombre científico Bomarea dulcis) crece entre los 3,000 y 3,900 metros de altitud y se le conoce en las comunidades de la Sierra como "la reina del matorral andino".

"La uchica se consume tradicionalmente cruda para aprovechar mejor sus propiedades nutricionales, por su rápida digestión, contenido de aminoácidos, fibra y agua", manifestó.

El ingeniero agrónomo refirió que esta planta llegó a ser cultivada en casi toda la Sierra hasta la llegada de la conquista española y a partir del siglo XVI se dejó de sembrar hasta convertirse en una especie silvestre.

Sin embargo, el equipo de investigadores que lidera Villagómez Castillo, busca que la uchica se incorpore a la oferta alimentaria del país mediante su cultivo masivo, aumentando de su productividad y otorgándole valor agregado.

"Esta raíz tiene entre sus ventajas una alta resistencia a las inclemencias del clima y con alto potencial de rendimiento, por lo que una vez que logremos su adaptación a la agricultura tecnificada, esperamos que rinda más de 30 toneladas por hectárea", subrayó.

Villagómez Castillo remarcó que al igual que la uchica, el Programa de Tubérculos y Raíces de la Unalm, viene investigando otras especies silvestres casi olvidadas y de gran valor nutricional y medicinal, como la ahipa, la mauka, la achira y la mashua.

"Todas estas especies son raíces reservantes que crecen en los valles interandinos y que destacan por su alta concentración de almidón de primera calidad, sales minerales y aminoácidos", aseguró.

En el caso de la ahipa, destacó que sus hojas constituyen un "repelente natural" de los insectos y otras plagas que suelen atacar a los cultivos.