Reducen incidencia de tuberculosis en cerro San Cosme

Esta disminución se debió gracias a la estrategia integral de Ministerio de Salud, que entre las acciones que efectúa figura una mayor búsqueda de personas con tos y flema por más de 15 días.

La aplicación de una estrategia integral en el tratamiento de la tuberculosis ha permitido reducir la incidencia de esta enfermedad en zonas como el cerro San Cosme, en el distrito de La Victoria, que registraba numerosos casos, informaron fuentes del Ministerio de Salud (Minsa).

Antonieta Alarcón Guizado, coordinadora nacional de la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de la Tuberculosis (ESN PCTB) del Minsa, detalló que entre las acciones efectuadas figura una mayor búsqueda de personas con tos y flema por más de 15 días.

Del mismo modo, la implementación de pruebas rápidas de diagnóstico, y la intervención en zonas de gran concentración de personas. A ello se suma –dijo- los logros alcanzados por el Plan Tuberculosis Cero, una intervención multisectorial innovadora y efectiva.

La funcionaria subrayó que esta estrategia se enmarca en la Alianza Multisectorial “Respira Vida, Juntos Contra la Tuberculosis”, y se complementa en la respuesta integral con que se debe enfrentar este problema de salud pública.

“Se necesita la participación de todos los sectores de la sociedad para afrontar con éxito este reto y los desafíos que aún subsisten”, manifestó Alarcón.

Alarcón recordó a las personas la necesidad de acudir al Centro de Salud si se tiene tos y flema por más de 15 días, crear conciencia sobre la importancia de terminar el tratamiento; involucrar a las personas, familias, amigos y población en general contra la discriminación y el apoyo que se debe dar a la persona afectada.

Sostuvo que es vital conocer y practicar comportamientos de prevención, así como hábitos saludables para evitar la trasmisión de esta enfermedad que afecta a miles de peruanos.

“Esta enfermedad puede darle a cualquier persona y en cualquier lugar, sin importar la edad, raza, sexo o condición social. Sin embargo, la práctica de hábitos saludables como ventilar naturalmente los ambientes o permitir el ingreso de la luz solar, pueden evitar las condiciones para el contagio”, manifestó.

“Teniendo en cuenta que la TB se contagia especialmente en lugares cerrados y hacinados, abrir las ventanas permite espacios libres de bacterias y microbios. Asimismo, cuando permitimos el ingreso del sol, sus rayos ultravioleta matan al microbio de la tuberculosis”, finalizó.