Reproducción asistida: ¿Cuáles son los procedimientos de fertilidad más usados en el Perú?

Para muchas parejas la maternidad es un sueño difícil de alcanzar, principalmente por factores de salud. ¿Cuáles son los métodos más usados en el Perú?, ¿qué tan efectivos son?

Reproducción asistida e infertilidad: ¿Cuáles efectivos los métodos más usados en el Perú? | Fuente: Getty Images

Para muchas parejas la maternidad es un sueño algo difícil de alcanzar, principalmente por factores de salud. Sin embargo, con el avance de la ciencia se ha logrado que sea más diverso el catálogo de tratamientos de reproducción asistida y fertilidad para concebir. Luis Noriega Hoces, uno de los médicos pioneros de la fecundación in vitro en el país y gerente general de CONCEBIR, explica el panorama de esta situación.

De acuerdo con Noriega, se estima que el 15% de la población peruana en edad fértil tiene problemas para concebir un bebé, es decir, un millón y medio de peruanos aproximadamente podría tener este problema.

"Los métodos de reproducción asistida más usados en el Perú son la Fertilización In Vitro. Sin embargo, con el avance de la tecnología se han adicionado metodologías que han ayudado a mejorar los resultados. La vitrificación de embriones y ovocitos ha permito postergar la maternidad, manteniendo las tasas de éxito. El avance de la genética también ha ayudado a tener técnicas de reproducción Asistida más eficientes. Logrando mayores tasas de embarazo por transferencia embrionaria", menciona.

Para Noriega, la tecnología y su avance "se ha convertido en el mejor aliado para aquellas mujeres que por alguna razón han visto truncado su deseo de ser madres de forma natural". Un claro ejemplo es la fecundación in vitro (FIV), método que tiene una tasa de éxito acumulativa superior al 80% y la crio-preservación de óvulos que consiste en congelar los óvulos en edad fértil para ser utilizados en el futuro, con una tasa de sobrevida del 95%.

Reproducción asistida e infertilidad: ¿Cuáles efectivos los métodos más usados en el Perú? | Fuente: Getty Images

SER MAMÁ DESPUÉS DE LOS 40

En el caso de las mujeres mayores de 40 años, con una calidad el óvulo menor, el método más usado es la Fecundación in Vitro con Diagnóstico Genético.

"La mujer de 40 años o más tiene mayor riesgo de un problemas cromosómicos. En una mujer de menos de 32 años el riesgo potencial de tener un bebé con un problema cromosómico es de 1 en cada 4000 embarazos, en una mujer de 40 años es de 1 en cada 100 embarazos y en una mujer de 45 el riesgo es de 1 en cada 10 embarazos. Por eso, en este tipo de pacientes, lo recomendable es un bebé probeta pero con diagnóstico preimplantacional para determinar que sea un embrión de composición cromosómica normal", menciona el especialista.

RECOMENDACIONES

1. Realizarse un estudio médico previo, para partir de una buena reserva ovárica ya que los años en esta franja de edad son decisivos. Si con un apto estado de salud y después de seis meses no llega un embarazo natural se debe acudir con un especialista en fertilidad.

2. El especialista le indicará el procedimiento de Reproducción Asistida más adecuado. En caso la calidad y cantidad de los óvulos no sea la adecuada, se optará por la Ovodonación, que les permite a las mujeres mayores de 40 años gestar un embrión por sí mismas fruto de los óvulos de una donante y los espermatozoides de la pareja receptora, en caso la tenga; y si no cuentan con pareja, pueden optar también por la donación de espermatozoides.

3. Es importante realizar un estudio cromosómico previo al embrión que se le será transferido, esta prueba es denominada Prueba Genética Preimplantacional de Enfermedades Aneuploidias (PGT-A).

EL AVANCE TECNOLÓGICO

De acuerdo con Noriega, el futuro de este campo de la reproducción más que en la innovación tecnológica, está en lo moral, la ética, en el respeto. "Técnicamente se han demostrado que se pueden hacer muchas cosas, lo que este momento corresponde a las tecnología es demostrar y dar sus verdaderas indicaciones sin afectar la integridad y el status del embrión y el respeto a las personas. La tecnología puede seguir desarrollándose, pero lo importante es el manejo ético y moral en los temas de reproducción asistida", finaliza.